Yoshi’s Island – Un videojuego muy especial de los años 90

Yoshi’s Island o también conocido como Super Mario World 2 fue uno de los videojuegos del género de plataforma que más impacto tuvo al momento de su lanzamiento en el año 1995. La Super Nintendo fue la consola que tuvo el privilegio de tener dentro de su catálogo este excelente juego, el cual cumplió con todas las expectativas de los jugadores de antaño.

En la actualidad aún se habla de este videojuego, motivado a que fue el pionero en muchos aspectos de la jugabilidad en un título de plataformas de scroll lateral, sin embargo, hay algo que lo hace muy especial, es la manera en que se realizó o diseñó, tarea que no fue fácil por las limitaciones de la tecnología en aquellos años.

Antes de que se pensara el desarrollo de Yoshi’s Island, Super Mario World estaba presente como uno de los juegos más relevantes de la Super Nintendo. Dentro del equipo creador de dicho videojuego se encontraba Shigefumi Hino, él se encargó de diseñar todos los sprites para Super Mario World, tarea que realizó de manera exitosa, sin embargo, Nintendo le daría una tarea especial.

Deseaban un videojuego totalmente nuevo el cual cautivara a los jugadores, a Shigefumi Hino se le ocurrieron muchas ideas, pero todas estas fueron desechadas, hasta que llegó el día en que pensó en el carismático Yoshi, un personaje secundario dentro de Super Mario World. Inmediatamente empezó a trabajar conjuntamente con Takashi Tezuka, Toshihiko Nakago e Hideki Konno, dándole forma a lo que conocemos actualmente como Yoshi’s Island.

En este videojuego Yoshi tendría el protagonismo principal, quedando Mario (en este caso Baby Mario) como un personaje secundario, el cual podríamos manejar en situaciones específicas, pero el 90% del juego lo estaríamos escoltando y defendiendo hasta pasar todo el videojuego, por tal motivo podemos notar en gran énfasis las transformaciones de Yoshi y sus compañeros.

Una de las cosas más impactante que tiene Yoshi’s Island es su apartado gráfico, pero, en el momento que se estaba desarrollando dicho juego, estuvieron a punto de usar gráficos pre-renderizados, debido al éxito que estaba teniendo Donkey Kong Country y sus peculiares gráficos, sin embargo, el equipo descartó esta idea debido a que ya tenían mucho trabajo adelantado, además de que querían arriesgarse con su estilo visual.

Este era muy peculiar, ya que absolutamente todo en Yoshi’s Island fue dibujado a mano, para poder llevar todo esto a una computadora se escanearon todas las imágenes que dibujaban para poder tenerlas en el computador y poder trabajar en ellas. El encargado de hacer esta difícil labor fue Hisashi Nogami (Productor de Splatoon 2), el cual declaró en varias entrevistas que fue un trabajo realmente complicado.

Sin embargo, los gráficos pre-renderizados no fueron descartados del todo, debido a que en posteriores entregas lo usarían, específicamente en el videojuego Yoshi’s Story, pero esto es material para otro artículo en el futuro.

Para poder sacar el máximo provecho a la calidad gráfica que necesitaban de la Super Nintendo se necesitó del chip Super FX 2, el cual era el sucesor del chip FX que utilizaron varios videojuegos como Star Fox. Gracias a este chip se podían visualizar más colores en pantalla, mejores rotaciones en los sprites o uso del 3D en ciertos niveles, causando un impacto visual a primera vista.

El encargado de componer la música de este excelente videojuego fue Kōji Kondō, el cual ha tenido una enorme relevancia en diferentes títulos de Nintendo. Debido a este apartado musical muchos recuerdan a Yoshi’s Island, esto sumado a su apariencia visual y jugabilidad lo convierten en uno de los mejores juegos de plataforma de los años 90.

¿Alguna vez jugaste Yoshi’s Island? Dime tu experiencia en la sección de comentarios.