Super Famicom Box – Una SNES exclusiva de Japón

La Super Famicom, o como la conocemos en occidente como Super Nintendo, fue una de las consolas más revolucionarias de los videojuegos. Gracias a ella pudimos disfrutar de excelentes títulos de la era de 16 Bits, formándose la época dorada de múltiples compañías desarrolladoras de videojuegos.

En aquellos años era muy popular observar en ciertos lugares centros de entretenimiento, donde debías de insertar una moneda para jugar, muy similares a las máquinas Arcade, por ejemplo, en los hoteles podíamos ver este tipo de dispositivos. Basados en esta idea Nintendo diseñó la Super Famicom Box en el año 1992.

Como su nombre lo indica, era una Super Nintendo, pero de gran tamaño en forma de caja, que pesaba aproximadamente más de 10 kilos, a simple vista podían verse sus dos mandos los cuales eran los clásicos de la SNES, pero para poder jugar en ella se necesitaba insertar una moneda, así la desbloqueabas y podían jugar los diferentes juegos que se encontraban a disposición.

Los cartuchos para la Super Famicom Box eran exclusivos para dicho dispositivo, es decir, los cartuchos de la SNES no podían colocarse en ella adem, sin embargo, aún tenían la opción de ser intercambiables. Estos solían ser cartuchos de enorme tamaño, inclusive más grandes que los legendarios cartuchos de la NEO GEO.

Solo podían llevar dos cartuchos de estos, uno debía tenerlo insertado de manera obligatoria para poder arrancar el sistema base de la consola, adicionalmente tenía varios juegos incorporados los cuales podíamos ver en pantalla y elegir cuál de ellos jugar.

Este dispositivo fue exclusivo de Japón y solo estaba disponible para uso comercial, es decir, en aquellos años no se podían comprar para tenerlas en casa, solo se vendían a lugares como los hoteles donde las personas se alojaban y pagaban para poder jugar a cualquiera de sus videojuegos integrados.

Actualmente es considerada una rareza, la mayoría de ellos fueron destruidos hace muchos años, los que sobrevivieron los conservan coleccionistas, algunos de ellos los tienen en exhibición. Si deseas comprar alguno debes preparar muy bien tu billetera, ya que su precio es alto y es muy raro de ver en portales de compra online.

Es curioso ver ciertos productos que las compañías lanzaban al mercado para obtener más ganancias y beneficios de sus creaciones, la Super Famicom Box es la prueba de ello, una consola de dimensiones gigantes que llenó de momentos de diversión a varias personas en antaño.

¿Conocías a la Super Famicom Box? Dime tu opinión en la Sección de comentarios