La evolución de SEGA en los salones Arcades

Sega es una de las compañías que ha ayudado de una manera impresionante a la evolución de los videojuegos, a pesar que actualmente sea solo una desarrolladora de juegos, en el pasado fue una importante empresa que realizaba consolas, pero donde destacó realmente fue en las máquinas arcades, demostrando en cada generación un potencial sobresaliente entre todas sus competidoras.

 

 

La mayoría de los gamer recuerdan a Sega por varias de sus consolas, entre ellas podemos encontrar a la Master System, Genesis / Mega Drive o la Dreamcast, sin embargo, su inicio en los videojuegos fue a través de los salones arcades en el año 1979 con una motherboard llamada VIC Dual, con la cual programaron dos videojuegos, Head On 1 y 2.

 

 

Desde ese momento sega empezaría a desarrollar diferentes motherboard para competir contra otras marcas en los salones arcade, cada entrega mejoraría muchos aspectos de sus antecesoras, como los gráficos, sonidos y música, generando saltos generacionales importantes dentro de la historia de los videojuegos, además de ser referencias para otras compañías.

 

 

Entre los años 1980 y 1990 Sega desarrolló distintas placas, entre las cuales podemos encontrar la G80, VCO Object, System 1, System 2 entre muchas más, sin embargo, la que realmente destacó en este intervalo de tiempo fue la motherboard System 16 / System 18, gracias a ella se desarrollaron excelentes videojuegos que impactarían a muchos gamers, entre ellos Shinobi, Altered Beast o Golden Axe.

 

 

Luego en los 90 Sega seguiría desarrollando otras motherboards que innovaron en el aspecto gráfico de sus videojuegos, las placas System 32 y Model 1 se convertirían en la base para muchos programadores y desarrolladores debido a su enorme potencial, sobre todo la Model 1, que fue la primera plataforma con gráficos 3D de Sega. Entre los juegos más populares que fueron realizados a través de Model 1 fueron Virtua Racing y Virtua Fighter.

 

 

A mediados de los años 90 ya el término 3D estaba convirtiéndose en el futuro de los videojuegos, varias compañías estaban desarrollando hardware que innovara con gráficos poligonales, pero Sega en 1994 fue la que dejó a todos anonadados con la motherboard Model 2, cuando se lanzó Daytona USA en las salas arcades.

 

 

Desde ese instante desarrollaron juegos con gráficos envidiables para otras compañías, entre los cuales destacaron Virtua Cop, Virtua Fighter 2, Dead or Alive, The House of the Dead y Dynamite Cop. La Sega Model 2 fue el salto de generación en cuanto a gráficos más importante en la historia de los videojuegos, en ese momento no había nada que se pudiera comparar en dicha característica.

 

 

Gracias a la tecnología y los nuevos procesadores que se estaban desarrollando, Sega realizaría uno de sus trabajos más innovadores, la motherboard NAOMI / NAOMI2, con ella se pudieron ver unos resultados más impactantes que su anterior generación, demostrándolo con videojuegos como Crazy Taxi, Super Monkey Ball, Virtua Fighter 4 y Virtua Striker 3.

 

 

Luego que Sega declarará no seguir con el desarrollo de videoconsolas no se detendría en los salones arcades, inclusive lanzaría algunas placas interesantes con uno de sus grandes rivales llamada Namco, específicamente la motherboard Triforce, que fue basada en la arquitectura de GameCube, es decir, que Nintendo también estaría implicada en el desarrollo de esta placa, con la cual mostrarían el videojuego F-Zero AX en el 2003.

 

 

Años más tarde, usarían procesadores y tarjetas gráficas de otras compañías como por ejemplo Intel y Nvidia, en juegos como The House of the Dead 4, Virtua Fighter 5 y After Burner Climax usaron la misma placa llamada Lindbergh, la cual funcionaba basándose en un procesador Pentium 4 a 3Ghz y una GPU de la marca Nvidia.

 

 

La última placa que ha tenido manufactura de Sega para salones arcade fue la ALLS, la cual fue creada para el videojuego House of the Dead: Scarlet Dawn lanzado en el 2018, capaz de procesar el motor gráfico Unreal Engine 4, esto quiere decir que pueden ejecutar cualquier proyecto futuro que esté realizado con dicha tecnología.

 

 

Varios gamers de la actualidad piensan que Sega murió en los 90 y que solo quedó para el desarrollo de juegos, a pesar de su triste acontecimiento de las videoconsolas, siguió con uno de los mercados que más les beneficia, los salones arcades. En cierta parte aprovecharon el hardware de terceros para reducir costos de producción, además de aliarse con otras compañías para crear cosas interesantes, lo importante es que nunca se rindió en el mundo de los videojuegos, mostrando con los años hardware interesante en el universo de las máquinas recreativas.