Fatal Fantasy VII – Un fan game que asombró a Squaresoft

En varias ocasiones hemos visto como fans o usuarios del mundo de los videojuegos han usado personajes o franquicias famosas para recrear nuevos títulos, en algunos casos llegan a crear obras maestras que superan al trabajo de los desarrolladores originales, otros simplemente lo hacen como experimento, de esta forma poner a prueba sus habilidades en programación, este es el caso de uno de los primeros fans games que apareció en la historia, se trata de Fatal Fantasy VII.

 

A mediado de los 90 la industria de los videojuegos estaba creciendo de una forma impactante, tanto que otras empresas decidieron incorporarse para sacar beneficios, una de ellas fue SONY, compañía que desarrolló la primera PlayStation, lanzándola al mercado en 1994, sin embargo, dentro de sus proyectos no solo estaba la creación de una consola para uso doméstico, también mostraron interés en crear un kit de desarrollo muy similar a la consola original, pero con la particularidad de poderse conectar con el PC, permitiendo el desarrollo de juegos de una forma más accesible, esta fue la Net Yaroze.

 

 

Fueron muy pocos los programadores que destacaron con sus videojuegos creados con la Net Yaroze, ya que por temas de distribución requería en aquellos años una notable inversión para dar a conocer el juego, sin embargo, gracias a este kit de desarrollo pudimos apreciar de obras maestras como Devil Dice, un título que impactó mucho al público japonés, debido a su amor por los juegos tipo puzzle.

 

 

Pero si examinamos un poco el corto catálogo de juegos que llegaron a desarrollar con la Net Yaroze podemos encontrar algo muy curioso, un título que de cierta forma parece una pequeña burla a uno de los juegos más grandes de la historia, Final Fantasy VII, con tan solo ver su nombre podemos deducirlo rápidamente, “Fatal Fantasy VII”. Gracias a este videojuego se dio a conocer un programador importante dentro de esta industria.

 

 

Mitsuru Kamiyama fue el responsable de empezar el desarrollo de dicho juego por cuenta propia, haciendo uso del Net Yaroze para poder desarrollar Fatal Fantasy. Al principio puede que parezca un juego con un inicio sólido, pero al momento que empiezan a aparecer las letras en pantalla, la seriedad se va por completo y solo quedarán risas, ya que la historia gira entorno al papel higiénico, el cual es dominado por la compañía “Zenra”, además habla sobre Cloud, el cual se encuentra en las instalaciones y se está haciendo “Pis”, una historia tonta, pero chistosa.

 

 

El proyecto tenía muy buen aspecto, ya que Mitsuru Kamiyama pudo realizar dos escenarios con gráficos pre renderizados y el aspecto en 3D del personaje principal con algunos soldados, esto demostraba que iba completamente serio con su fan game, sin embargo, se empezó a regar la voz sobre este juego, llegando inclusive a las oficinas de Square, por este motivo Kamiyama decide cancelar el proyecto para no meterse en problemas legales.

 

 

A las semanas, Kamiyama es contactado por Squaresoft por lo que hizo con su juego más famoso en ese momento, pero para suerte de él, lo invitaron a pertenecer al equipo de desarrollo para la compañía, debido al enorme talento que demostró en su juego Fatal Fantasy. Aquí fue reconocido de tal forma que le permitieron ser director en dos juegos de la franquicia, estos fueron Final Fantasy: Crystal Chronicles – Echoes of Time y el segundo Final Fantasy: Crystal Chronicles – Ring of Fates.

 

 

También participó en el equipo de desarrollo de otros juegos reconocidos como Kingdom Hearts III o Dragon Quest XI: Echoes of an Elusive Age, todo esto gracias a atreverse a realizar un fan game de uno de sus juegos favoritos, el cual para algunos puede ser un sinónimo de burla hacia FFVII, pero aquí demostró el gran talento que tenía como programador de videojuegos y definió su futuro en la actual Square-Enix.

 

 

¿Sabías la peculiar historia de Fatal Fantasy VII? Dime tu opinión en la sección de comentarios