El código de Meryl en Metal Gear Solid

Metal Gear Solid fue unos de los títulos más sobresalientes de la PlayStation por muchos factores, su innovación de un argumento muy profundo con escenas y diálogos extensos dejó a todos sorprendidos a finales de los 90, convirtiéndose en uno de los éxitos más aclamados de esa década y recordado por muchos jugadores de antaño.

 

 

Hideo Kojima fue el responsable de realizar esta obra maestra, sin embargo, todo lo que se observó en el juego de PlayStation fue en gran parte material reciclado de las versiones de MSX, las cuales sirvieron como base para todas las ideas principales, pero gracias a los gráficos 3D y la popularidad de la PlayStation estas ideas formarían algo realmente increíble.

 

 

Dentro de Metal Gear Solid podemos encontrar curiosidades interesantes, como por ejemplo las situaciones donde rompe la cuarta pared, algo muy inusual en los videojuegos, ¿Te acuerdas cuando Psycho Mantis te decía los títulos que jugabas de Konami? Fue algo que dejó todo el mundo sorprendido y más de un jugador quedó totalmente congelado frente al televisor.

 

 

Existe otro evento dentro del juego que te hacía interactuar en la vida real para poder seguir con la historia, algo muy ingenioso por parte de Hideo Kojima, este fue el código de Meryl, el cual se obtenía en la parte trasera de la carátula del juego original, algo que dejó a multitudes de personas desesperados por obtenerlo.

 

 

Recordemos que a finales de los años 90 la piratería en los videojuegos era algo muy común, sobre todo en la primera PlayStation, la mayoría de los usuarios de dicha consola obtenían sus juegos a través de discos no originales, por lo que no tenían las carátulas impresas, más que todo la parte de atrás, donde se encontraba el código de Meryl.

 

 

Fue una de las mejores ideas para combatir la piratería, el mismo videojuego te indicaba que dicho código se encontraba en la parte trasera de la caratula, pero al no tener el juego original no había manera de saberlo, al menos que tuvieses un amigo que ya pasó el juego y te indicara la frecuencia, pero otros fueron más allá, colocando número tras número hasta dar con la frecuencia correcta.

 

 

Este pequeño detalle no solo se quedó en la primera PlayStation, cuando se lanzó el remake de Metal Gear Solid para la GameCube también tenía dicho código en la parte trasera de la carátula original, e inclusive en la PlayStation Classic Mini lo tiene en la parte trasera de la caja, ya que en dicha consola viene incluido este título.

 

 

El código de Meryl es una leyenda dentro de la historia de los videojuegos, en aquellos años cumplió el objetivo por el cual fue creado, castigar de cierta forma a los jugadores que adquirieron el videojuego de forma ilegal, a pesar de que no era imposible obtenerlo te quitaba mucho tiempo poder encontrarlo arruinando de cierta forma la experiencia en el videojuego.

 

 

¿Sufriste alguna vez con el código de Meryl en Metal Gear Solid? Dime tu experiencia con este videojuego en la sección de comentarios