TurboExpress – Una videoconsola portátil poderosa

En 1989 Nintendo lanzaría una videoconsola portátil que se convertiría en una leyenda dentro de la industria de los videojuegos, la Game Boy. Muchas empresas tratarían de competir contra ella, la Atari con la Lynx, Sega con la Game Gear, pero hubo una empresa que destacó por lanzar una de las videoconsolas portátiles más potentes de aquellos tiempos, la NEC Home Electronics desarrolladora de la TurboExpress.

La TurboExpress fue una consola realmente increíble debido a que trasladaba toda la esencia de la TurboGrafx-16 pero de manera portable, inclusive usaba los mismos cartuchos que la consola de sobremesa, de esta manera podías usarlos en cualquiera de los dos sistemas.

Fue lanzada en el año 1990 como competencia directa de la Game Boy, NEC destacó muchos aspectos de ella como su CPU, paleta de colores, sonido entre otras características para que fuese mucho más llamativa, sin embargo, esto trajo como consecuencia que su precio fuera muy elevado, 250 dólares.

Si comparamos el precio de la Game Boy el cual era de 90 dólares la diferencia era muy grande, a pesar de que la TurboExpress era más avanzada tecnológicamente muchas personas elegían a su adversaria. Esto hizo que las ventas de la TurboExpress no fueran tan elevadas, vendiendo solo 1.5 millones de unidades.

Uno de los grandes defectos que tenía esta videoconsola portátil era la duración de su batería, la pantalla al ser retroiluminada y a color podía gastarte toda la energía de tus baterías de 2 a 3 horas, teniendo en cuenta que usaba 6 baterías AA era una renta constante, en un día podías usar aproximadamente de 18 a 24 pilas.

La TurboExpress tenía la capacidad de poder conectar dos consolas para jugar de dos jugadores a través de un cable, este fue llamado TurboLink, este tenía una función muy similar al de su principal competidora la Game Boy.

Uno de los accesorios más relevantes que fueron lanzados para la TurboExpress fue el TurboVision, con él transformabas tu videoconsola portátil en un televisor de bolsillo, teniendo la posibilidad de ver tus canales favoritos en cualquier lugar, además incluida entradas de audio y video para poder colocar cualquier tipo de señales en ellas. ¿Te imaginas jugar Super Nintendo en una TurboExpress?

Con respecto a los juegos esta consola portátil disfrutó de un extenso catálogo debido a que eran los mismos cartuchos de la TurboGrafx-16, sin embargo, como muchos saben la especialidad de esta consola eran los juegos del género shooter, por lo que podías disfrutar de los mejores videojuegos de este estilo si tenías esta consola en tus manos.

A pesar de que no tuvo malas ventas en 1994 oficialmente la NEC decidió terminar con la producción de la TurboExpress, rindiéndose ante la todopoderosa Game Boy. A pesar de esto no dejó de ser una de las mejores consolas de la cuarta generación, dejando en claro que las videoconsolas portátiles podían llegar a una escala mayor.

¿Conocías a la videoconsola portátil de la NEC? Deja tu opinión sobre ella en la sección de comentarios.