GP2X – La consola portátil de antaño con un gran poder

En la historia de los videojuegos han existido excelentes consolas portátiles que han demostrado un enorme potencial en el momento de su lanzamiento, produciendo un gran interés por parte de los jugadores en adquirir dicho sistema y poder experimentar la tecnología que ofrece, sin embargo, no todas tuvieron la suerte de tener éxito en esta industria, a pesar de ser excelentes consolas quedaron sepultadas en fracasos comerciales, una de ellas es la GamePack GP2X.

 

A pesar de ser una consola que a nivel comercial no fue exitosa, la GP2X es considerada como un culto dentro de los retro jugadores, debido a su excelente potencial para poder emular diferentes plataformas, entre las cuales puede correr perfectamente consolas de 8 y 16 bits como NES y SNES respectivamente, inclusive llega a emular algunos títulos de PlayStation 1 decentemente, esto da a entender que esta consola portátil tiene un excelente software y hardware.

 

 

La empresa encargada de fabricar y desarrollar la GP2X fue GamePark Holdings, los cuales tenían una sede principal en Surcoreana, dicha compañía ya tenía cierta experiencia con su primera consola portátil llamada GP32 lanzada al mercado en el 2001, pero 4 años después colocaron a la venta su siguiente consola, mejorando varios aspectos técnicos, entre ellos está el procesador, el modelo de la carcasa, su pantalla, entre otros.

 

 

El atractivo principal de la GP2X fue su sistema operativo el cual se trataba de una versión modificada de Linux, es decir, de software libre, esto permitía a todo aquel que tuviera conocimientos en programación realizar distintas aplicaciones, entre las cuales destacaron los emuladores, estos permitían ver el excelente rendimiento de la consola, razón suficiente por la que muchos jugadores la eligieron.

 

 

A los dos años la empresa GamePark decide lanzar una versión mejorada con el nombre de GP2X F-200, a simple vista se observa cómo cambiaron el joystick analógico por un pad direccional, además de agregar una pantalla táctil, una mejor batería, una actualización de su sistema y soporte para memorias SDHC de 32 GB. Todos estos aspectos hicieron que la segunda versión fuera más popular.

 

 

Al comienzo de su comercialización se tenía pensado que solamente fuese exclusiva de Sur Corea, sin embargo, debido a su excelente rendimiento en emulación varias personas decidieron importarlas en sus países, uno de ellos fue España, en donde muchos pudieron disfrutar de la GP2X, por tal motivo en dicho sector es una de las consolas portátiles de antaño más recordadas.

 

 

La GP2X también tuvo un corto catálogo de videojuegos exclusivos, esto fue debido a su software libre, ya que muchos desarrolladores no se interesaron en programar juegos a dicho sistema, sin embargo, tuvo la oportunidad de tener algunos juegos oficiales como Blazar, Payback, Elsewhere, Odonata, entre otros.

 

 

A pesar de ser una de las consolas portátiles más relevantes de la séptima generación no tuvo más que 60.000 ventas, ya que en el momento de su lanzamiento le tocó competir contra la PSP, la cual ofrecía las mismas características en el apartado de la emulación, además de comercializarse en múltiples países y tener el legado de la PlayStation.

 

 

Muchas de las consolas portátiles chinas que se lanzan actualmente al mercado son inspiraciones de la GP2X, dando a entender el gran legado que dejó esta extraordinaria consola, la cual merecía en su momento ser totalmente exitosa, pero como ya sabemos, este mercado es muy complicado de dominar, y más cuando existe una competencia la cual tiene años de experiencia en el desarrollo de estos sistemas.

 

 

¿Conocías a la GamePack GP2X? Dime tu opinión de esta consola en la sección de comentarios