¿Por qué AMD Radeon no supera a NVIDIA?

Todo gamer que desea instruirse al mundo del PC gaming sabe que para realizar esta labor debe adquirir un componente importante, la tarjeta gráfica. Gracias a ella se pueden disfrutar de un extenso catálogo de videojuegos en dicha plataforma, en el mercado existen muchos modelos los cuales se pueden ajustar a nuestras necesidades.

Actualmente dos compañías son las que se encargan de realizar tarjetas de video, RADEON (AMD) y NVIDIA. Siempre ha existido una rivalidad para ver quién es más poderosa es especificaciones técnicas, teniendo cada una varios gamers que respaldan motivos y razones del por qué una es más rápida que la otra.

Sin embargo, hay una realidad que nadie puede descartar, NVIDIA de momento (enero 2020) tiene la tarjeta más poderosa, pero esto no siempre fue así, para entender cómo sucedió este hecho debemos conocer un poco de historia sobre estas dos compañías, así que daremos comienzo a un viaje al pasado el cual habrá ciertas cosas que te sorprenderán.

Vamos a tomar en cuenta que anteriormente RADEON era independiente de AMD, pero a partir del 2007 la empresa AMD compró y absorbió todo lo referente a RADEON, por lo que empezaría a llamarse “El gigante rojo”. Desde este punto vamos a comparar una serie de acontecimientos los cuales definirían el futuro que actualmente conocemos.

EL gigante rojo y la ATI Radeon HD 2900 XT

En el año 2006 la tarjeta tope de gama alta por parte de ATI era la Radeon X1950 XT y por parte de NVIDIA la serie 7800, ambas ofrecían muy buenas prestaciones y los precios eran algo similares, pero ATI por lo general era un poco más económica que la competencia, sin embargo, siempre se mantenía un buen nivel de ventas por ambas compañías.

Una vez que ATI fue comprada por AMD empezaron a anunciar lo que sería la tarjeta más poderosa del 2007, la Radeon HD 2900 XT. Esta gráfica se convertiría en una total revolución para los gráficos del pc gaming de aquellos años. Esto llamó la atención de NVIDIA por lo que tomaron medidas y empezarían a ejecutar una nueva serie de GPU.

8800 GTX La bestia verde

Antes que saliera la Radeon HD 2900 XT NVIDIA lanzaría al mercado una tarjeta que rompió todos los esquemas de la época, duplicando la potencia de la HD 2900 e innovando de una manera abrupta los gráficos, marcando una generación dentro del PC gaming, la 8800 GTX.

La 8800 GTX fue una gráfica tan poderosa que ni la 9800 GTX pudo superarla, por tal motivo existía una enorme diferencia con respecto a sus precios. Esto ocasionó que la HD 2900 XT pasara completamente desapercibida a pesar de ser una excelente gráfica ya que no podía alcanzar a las prestaciones ni especificaciones que tenía la poderosa 8800 GTX.

Ese mismo año, Radeon sustituyó a la HD 2900 XT por la HD 3870 debido a la aplastante derrota. Esta gráfica si fue mejor aceptada por parte de la comunidad ya que ofrecía el mismo rendimiento de su antecesora, pero con un consumo menor de energía, ya que la HD 2900 XT tenía más de 200 Watts de consumo, esto para aquellos años era algo totalmente abrumador.

El poder de la Radeon HD 4870

La competencia en el año 2008 por ambas compañías fue muy reñida ya que existieron tarjetas de video realmente increíbles. NVIDIA se adelantó y lanzó al mercado su siguiente generación con la GTX 280, una gráfica que tenía muy buenas especificaciones siendo capaz de ejecutar videojuegos a excelentes FPS.

Pero Radeon tenía un as bajo la manga, días después que NVIDIA lanzó su gráfica lanzaron una GPU que dejó en ridículo a la competencia, dejando a toda la comunidad impresionado con el desempeño que podían obtener en los juegos de aquellos años, la HD 4870. A pesar de no superar a la GTX 280 su precio era tan barato que valía la pena invertir por esa tarjeta.

El trono de la Radeon HD 5870

El 2009 fue el año increible para Radeon ya que lanzó una tarjeta de video simplemente fantástica, pioneros en usar nueva tecnología en memorias GDDR5, DirectX 11 y un rendimiento asombroso. En ese momento nada podía compararse con el precio – rendimiento de la HD 5870, esto a NVIDIA le costaría muchas pérdidas.

El desastre de la tostadora GTX 480

NVIDIA necesitaba responder a la alta demanda de la competencia, por lo que decide realizar una de las peores tarjetas gráficas de esos años, la GTX 480. El principal problema era sus temperaturas las cuales alcanzaban cifras alarmantes, causando incomodidad en muchos de sus usuarios, emigrando a las HD 5870 que no sufrían de este problema.

La salvadora GTX 580

Inmediatamente NVIDIA al ver el desastre que ocasionó con la GTX 480 se colocó manos a la obra para hacerle un rediseño a este polémico GPU, naciendo una tarjeta excelente con un buen rendimiento, la GTX 580. Ya no tenía problemas de temperaturas y era superior a su antecesora, pudiendo competir directamente con la HD 5870.

El boom de la Radeon R9 290

Varios años pasaron y la competencia de ambas compañías se mantenía muy reñida, fue hasta que NVIDIA lanzó una gráfica que representó un buen salto de prestaciones, la GTX 780, rompiendo cualquier barrera de las GPU de la competencia, asegurando tener la tarjeta de video más rápida del 2013.

A finales de ese año Radeon nuevamente tomaría el protagonismo con una gráfica increíble, ofreciendo una vez más un precio – rendimiento incomparable, la Radeon R9 290. Con esta gráfica obligó a NVIDIA a bajar todos los precios de sus tarjetas las cuales costaban 300$ por encima. En dicho año Radeon tendría la corona nuevamente en el mundo del PC Gaming.

Las revolucionarias GTX 970 y GTX 1070

NVIDIA entendió que, si quería superar definitivamente a la competencia debía innovar en todos los sentidos, realizando cambios en toda su arquitectura, fue así como en el 2014 lanzaron la GTX 970, una tarjeta de video que daba excelentes resultados por tan solo 329 $. Radeon no tenía cómo contestar a este precio por lo que NVIDIA lideraría las ventas en ese año.

Pero las cosas para Radeon se colocarían más difíciles en el 2015, ese año NVIDIA lanzaría la tecnología pascal y con ella una GPU muy querida por la comunidad, la GTX 1070. Con un precio de 379$ era capaz de ejecutar cualquier videojuego con opciones en ultra a 1080p por lo que era una excelente compra, esto dejaría por mucho tiempo a Radeon fuera del mercado gaming de gama alta.

La monstruosa GTX 1080 Ti

En el año 2017 AMD empezó una campaña publicitaria la cual aseguraba que su nueva tecnología de tarjetas gráficas dejaría en ridículo a cualquiera de la competencia. Una vez más NVIDIA se alarmó ya que ellos no querían dejar nuevamente el trono, por lo que se prepararon con una tarjeta de video que en la actualidad es considerada una bestia, la GTX 1080 Ti.

Esta poderosa tarjeta era el doble de rápida que la GTX 1080, no existía absolutamente nada que se comparara con el enorme poder que te ofrecía. Debido a esto NVIDIA la publicó con un precio de 699 $ ya que nadie podía competir contra este monstruo, con esta arma NVIDIA esperaría si la nueva tecnología de AMD la superaría.

A partir de este punto ninguna tarjeta gráfica por parte de AMD pudo superar a la GTX 1080 Ti, tarjeta la cual se sigue usando en la actualidad (enero 2020), con esto no quiero decir que las tarjetas de AMD son malas, estamos abarcando objetivamente quién está en el top del pc gaming por rendimiento.

¿Cuál fue el error de Radeon?

Si te has dado cuenta en varias ocasiones AMD lanzó varias campañas de marketing alegando que sus tarjetas de video serían lo más rápido y potente, su competencia NVIDIA en ningún momento la subestimó, por tales motivos realizaban tarjetas de video poderosas para ser capaces de responder a cualquier monstruo que naciera por parte de Radeon.

El Marketing de AMD se dio cuenta de este fatal error, es por eso que actualmente no sabemos mucha información de su nueva tecnología llamada NAVI, solo lo necesario ya que saben perfectamente que NVIDIA hará lo posible para no quedarse atrás en el universo del PC gaming.

¿Sabías todos estos acontecimientos entre la guerra de Radeon y NVIDIA? Dime tu opinión en la sección de comentarios.