Los sonidos de las computadoras de antaño

Actualmente muchas de las personas que tiene una PC Gamer se preocupan por diversos factores al momento de ensamblarla, entre ellos se encuentra tener un SSD de excelente rendimiento, una buena tarjeta gráfica o inclusive un buen sistema de refrigeración, pero hay algo que siempre tienen en cuenta al momento del ensamblaje, es el sonido que producen sus componentes.

 

 

Normalmente son pocos los componentes que realizan algún sonido en la computadora, entre ellos podemos encontrar a los Discos Duros, Fan Coolers o unidades de discos (DVD o Blu Ray), pero con el pasar de los años las empresas que fabrican este tipo de hardware han estado desarrollando nuevas tecnologías para que no emitan tanto ruido al momento de funcionar.

 

 

Esto se ha convertido en una tendencia en el mundo del PC, mientras menos suene una computadora al momento de encenderla será de mejor agrado para el usuario, sin embargo, hace décadas atrás esto no era así. Entre los años 80 y 90 las computadoras eran un poco ruidosas en muchos sentidos, en ningún momento dejábamos de escuchar el sonido que producían los fans o discos duros.

 

 

Aunque parezca extraño, en ocasiones siento un poco de nostalgia por aquellos tiempos, es por este motivo que a través de este pequeño artículo viajaremos al pasado para recordar todas las cosas ruidosas de los computadores viejos.

 

 

Empezaremos por el botón de encendido, antes de la existencia de los switches que conocemos actualmente, se usaban una especie de botón de paso de corriente, esto se debía a que las fuentes que se usaban eran las AT, lo único que no permitía el paso de energía a la tarjeta madre y sus componentes era este botón, al momento de presionarlo el sonido era muy característico, parecía como si estuviésemos manipulando un breaker de electricidad.

 

 

Luego cuando la PC tenía energía el sonido del disco duro era único, se escuchaba como sus discos internos empezaban a girar y luego el clásico sonido del cabezal haciendo las lecturas de arranque, acto seguido siempre la lectora Floppy hacia su sonido característico para verificar su funcionamiento.

 

 

Como olvidar cuando insertábamos un disquete, cada unidad tenía su sonido característico, los que más recuerdo son los disquetes de 8″, los cuales tenías que introducirlos y trancarlos con una especie de manilla para que no salieran, y los 3½» que son muy recordados, cada vez que ejecutaba algún videojuego ese sonido de lectura que realizaba era totalmente inolvidable.

 

 

Luego llegaría el momento en que las PC debían usar Fan Coolers, ellos también tenían un sonido característico, ya que en aquellos tiempos no existían la regulación de revoluciones por minuto desde nuestro sistema, siempre sonaban como una especie de extractor de calor, pero por alguna razón nunca me molestaba estos sonidos.

 

 

Estos y otros elementos más fueron evolucionando con el tiempo, hasta llegar el punto de tener computadoras totalmente silenciosas, casi imprescindibles a nuestros oídos, sin embargo, es interesante ver un poco al pasado y notar cómo ha cambiado la tecnología, antes se pensaba “mientras más sonido es más potente” ahora es “mientras menos ruido es mejor”. En una próxima ocasión hablaré sobre la tendencia que existe actualmente sobre el tamaño de los Case, el cual considero un tema muy interesante.