Iomega ZIP – La unidad de almacenamiento olvidada

En la actualidad existen muchas maneras de compartir un videojuego en el mundo del PC gaming, bien sea en la nube, por un disco duro externo, Pendrive o inclusive un CD, permitiendo a los usuarios compartir sus experiencias con sus colegas expandiendo cualquier tipo de juego por todo el mundo.

Pero debemos tomar en cuenta que siempre ha existido un factor limitante, este es el espacio que ocupan dichos juegos en la memoria. Con los años tanto las unidades de almacenamiento como los videojuegos fueron abarcando más espacio, por lo que era necesario actualizar nuestros equipos para poder disfrutar de ellos.

Hubo un momento en que una empresa revolucionó el almacenamiento portable de una forma sorprendente, permitiendo a muchos gamers compartir sus videojuegos de un pc a otro sin muchas complicaciones, esta fue Iomega y su disquete olvidado llamado ZIP.

Antes de hablar sobre Iomega y el ZIP debemos recordar un poco como era el almacenamiento externo entre los 80 y mediados de los 90, en aquella época existieron los famosos disquetes los cuales se popularizaron 3 tipos, el primero llamado Floppy Disk el cual tenía una capacidad de 1 MB, luego los MiniFloppy 5¼, su capacidad comprendía entre los 100 Kb y los 1.2 Mb y por último y el más recordado de todos el Microfloppy 3½ que podían guardar desde 1.44 Mb hasta 2.88 Mb.

Bajo este concepto de almacenamiento la empresa Iomega lanzaría su peculiar unidad ZIP a finales del año 1994, la cual se caracterizaba por tener un disquete rígido con una capacidad de 100 MB. Además, la empresa aseguraba que estos datos no se eliminaban tan fácil como pasaba con los Microfloppy 3½ ya que muchas veces presentaban este problema.

Al poco tiempo lanzarían dos disquetes con una capacidad superior, una de 250 MB y de 750 MB, permitiendo a los usuarios tanto gamers como ejecutivos un poder de portabilidad de archivos amplio, dejando completamente obsoletos a las unidades Floppy debido a su poco tamaño.

A pesar de que en esos años ya existían las unidades CD-ROM con la capacidad de copiar archivos eran demasiado costosas, además hay que tener en cuenta que solo podían grabar una sola vez sin tener la posibilidad de borrar datos, en cambio un ZIP de 750 megas podías hacer esta tarea las veces que quisieras.

De estas unidades ZIP existieron dos tipos, las externas e internas. Las ZIP externas se debían conectar al computador a través del puerto LTP1 el cual era comúnmente usado para las impresoras, a su vez tenía un puerto de salida del mismo tipo, de esta manera podías tener tu impresora conectada al mismo tiempo que la unidad ZIP.

Las ZIP internas o también conocidas como ZIP IDE compartían la misma conexión de los discos duros de aquellos años, es decir, se debían conectar al puerto IDE de las tarjetas madres, estas eran muy buscadas debido a que eran mucho más rápidas que las externas, permitiendo una experiencia más agradable y satisfactoria.

Todo apuntaba que las Iomega ZIP estaban revolucionando la portabilidad y almacenamiento de datos, muchos gamers la usaron inclusive para tener su galería de videojuegos favoritos, emuladores, etc. Entonces ¿Por qué fracasó en el mercado?

Los primeros lotes de unidades ZIP vinieron con un defecto el cual destrozaría por completo la confianza de los usuarios en estos dispositivos, este fue llamado Click de la Muerte debido al sonido que realizaba, al escucharlo tenías que dar por muerta tu unidad ZIP y desechar el disquete, si por alguna casualidad colocabas ese disquete en una unidad ZIP en buen estado la dañabas automáticamente, como si se tratase de un virus.

Con el tiempo este error se convirtió en un gran problema para la empresa Iomega, debido a que ya nadie quería un sistema que al poco tiempo sería algo inservible, además, nuevos sistemas de almacenamiento como los Pendrive estaban lanzándose al mercado, por lo que el disquete quedaría totalmente obsoleto.

Solo los más entusiastas en este sistema quedarían usando estas unidades hasta darse cuenta que otros almacenamientos externos eran más rentables, rápidos y económicos, además lo gamers son los primeros del mundo del PC que siempre buscan lo más nuevo e innovador, por lo que rápidamente emigrarían dejando en el olvido a estas viejas unidades.

¿Sabías de la existencia de las Iomega ZIP? Dime tu opinión sobre estas unidades de almacenamiento en la caja de comentarios.