¿El IPC del CPU afecta el rendimiento en videojuegos?

La mayoría de personas al momento de comprar una CPU se fijan en varias cosas, entre las cuales resaltan la cantidad de núcleos e hijos, la frecuencia, la tecnología o la empresa desarrolladora, esto se debe a que son las características que siempre podemos observar a simple vista en diferentes portales de internet, sin embargo, existe algo muy importante que muchos pasan por desapercibido, se trata del IPC.

¿Qué es el IPC de un procesador?

Es un término muy fácil de desglosar cuando sabemos el significado de sus letras, las cuales indican Instrucciones Por Ciclo, es decir, es la capacidad que tiene el procesador para ejecutar instrucciones en cierto momento determinado, ayudando a mejorar el rendimiento del sistema operativo, programas y videojuegos, este dato hace que sea muy importante al momento de elegir un procesador.

 

 

Las empresas desarrolladoras de CPU con el pasar de los años han mejorado las tecnologías de los procesadores, con la finalidad de obtener un mejor índice del IPC, esto es debido a los programas y sobre todo los videojuegos los cuales se vuelven más exigentes, por lo que es necesario cada cierto tiempo actualizar nuestro computador para obtener un excelente rendimiento.

 

 

¿Cómo saber el IPC de un procesador?

Existe una fórmula dentro del mundo computacional que indica cómo calcular el IPC de un procesador, sin embargo, no existe una medición la cual nos permita saber exactamente cuántas instrucciones por ciclo realiza, para poder saber un valor aproximado es necesario realizar Benchmarks, los cuales permiten comparar con tecnologías anteriores y ver cuanta mejora hay con respecto al rendimiento. Uno de los programas que más usan para verificar el IPC es el CPU-Z.

 

 

¿El IPC es importante en videojuegos?

Definitivamente el IPC va a influir significativamente en el rendimiento de los videojuegos, para explicarlo simplemente tomaremos como ejemplo la interacción entre dos competentes, la GPU y la CPU. Al colocar un juego a una resolución de 1080p el CPU manda a la GPU la instrucción para que realice el trabajo de escalar todo el contenido del juego en esa resolución.

 

 

La GPU (dependiendo del modelo) tiene la capacidad de renderizar rápidamente este proceso, llegando de forma rápida al CPU, esto se repite constantemente mientras el computador esté ejecutando el videojuego, si el IPC del CPU es bajo no podrá con toda la información que le envíe la tarjeta gráfica, por este motivo se forma el cuello de botella, causando que no exista un buen rendimiento al momento de jugar.

 

 

IPC Vs Núcleos/Hilos

Este es una de las cosas que todo jugador de PC debe saber antes de actualizar la CPU, ya que es importante saber que tecnología tienen los procesadores y como es su IPC, no se trata de favoritismos, sino de simplemente invertir en un producto que nos dure una buena cantidad de tiempo, para eso usaremos dos procesadores de ejemplo, un Intel I3 10100 de 4 núcleos / 8 hilos y un Ryzen 5 2600 de 6 núcleos / 12 hilos.

 

 

A pesar de que el Ryzen 5 2600 tiene más núcleos que Intel i3 10100, este último es de una tecnología superior que ofrece un mejor IPC, teniendo como resultado un mejor desempeño en videojuegos a 1080p, sin embargo, cuando se trate de otros programas que necesiten más núcleos el Ryzen 5 2600 le llevará la delantera. En el siguiente video podremos comprobar el rendimiento de ambos procesadores con la misma tarjeta gráfica y resolución.

 

¿Es importante el IPC para jugar?

Gracias a lo que hemos mencionado anteriormente podemos concluir que el IPC es algo fundamental al momento de elegir el procesador para nuestro PC, así evitaremos menos cuello de botella al momento de ejecutar un videojuego, sobre todo en altas resoluciones como 4K. Esto da a entender que no todo son núcleos e hilos, hay otras características que deben ser tomadas en cuenta al momento de elegir qué procesador comprar.

 

 

¿Sabías la importancia del IPC en un procesador? Dime tu opinión en la sección de comentarios