¿Cómo era el PC gaming de los años 90?

Rate this post

Actualmente el gaming a través de un computador está lleno de un abanico de opciones, podemos observar un universo amplio de tarjetas gráficas, procesadores, cases, memorias RAM, diversos tipos de discos duros y muchas cosas más, además de añadirle personalización de luces RGB en cualquier lugar, haciendo que el aspecto visual sea increíble.

Esto puede parecer algo normal, pero en los años 90 jamás se imaginó que la tecnología avanzara de esta forma. Los computadores para videojuegos en aquella época eran muy diferentes, además, en ese momento el concepto del 3D se estaba empezando a popularizar y aparecieron videojuegos que exigían mucho hardware.

Entre 1995 y 1999 se consideraron los años dorados del PC gaming debido a diferentes acontecimientos los cuales llevarían a los usuarios a una experiencia jamás vista, esto se podía ver en juegos como Quake 2, Quake 3 Arena, Half-Life, Unreal, entre otros.

Para poder describir cómo era una PC gaming de los años 90 debemos empezar por el sistema operativo más común de aquellos años, este era Windows 98 el cual lanzaría dos versiones, la última llamada “Second Edition” fue la más estable, cumpliendo con los requerimientos necesarios para todo tipo de usuarios.

Sin embargo, instalar controladores no era tan fácil como lo hacemos en la actualidad, la gran mayoría de veces debíamos instalarlos de manera manual a través de un CD o diskettes, inclusive el administrador de dispositivos era nuestro mejor amigo debido a que constantemente debíamos verificar que el hardware estuviese funcionando correctamente.

A principios de los 90 existían dos compañías responsables de crear chips gráficos para las computadoras, estas eran S3 y Nvidia. Funcionaban a través de su propia API para juegos, es decir, si una desarrolladora deseaba hacer un juego para pc tenía un largo trabajo, ya que debía de programarlo para tarjetas Nvidia y luego para las S3, un trabajo bastante complejo.

Pero una compañía cambiaría los parámetros de las tarjetas gráficas, revolucionando por completo el concepto de jugar en una computadora, su nombre era 3Dfx. Esta compañía creó un Chip el cual era muy fácil de programar debido a que tenía una API propia y era muy barato, su arquitectura era exclusiva para videojuegos, siendo la primera en hacer un cambio visual realmente increíble.

Sus tarjetas fueron llamadas Vodoo, estas las realizaban fabricantes como Creative, Asus, entre otras y se apoderaron del mercado de una manera increíble, gracias al poderoso cambio que producía en cualquier videojuego, entre esos cambios podíamos ver fluidez a 60 FPS, mejor aspecto visual y muchas cosas más.

Al poco tiempo, Microsoft decide lanzar una API que se convertiría en estándar de los videojuegos, la llamaron Direct3D y representó un cambio importante al momento de programar cualquier juego, ahora todos los programadores solo debían programar los juegos mediante esta API y a su vez Direct3D se encargaba de realizar todas las acciones referentes al aspecto visual y sonoro del videojuego.

En 1999 3Dfx tomaría una de las peores decisiones, realizaría su propio modelo de tarjeta gráfica dejando a un lado las compañías ensambladoras, esto no se lo tomaron de muy buena manera por lo que decidieron irse con Nvidia, formando tarjetas clásicas como la TNT.

3Dfx se iría en picada debido a que Nvidia empezaría nuevamente a tomar fama, absorbiendo todo el mercado, llevando como consecuencia la bancarrota para 3Dfx. Nvidia aprovechó ese momento para compra toda la compañía 3Dfx, llevándose su tecnología para incorporarla en sus próximas tarjetas de video.

Por otra parte, en los 90 al igual que en la actualidad, existían dos marcas principales para procesadores, estás eran AMD e INTEL, sin embargo, esta última era la más utilizada por los gamers debido a sus prestaciones, estos solían venir en dos presentaciones, en los sockets 370 o en los olvidados Slot 1.

Con respecto al apartado del sonido, en los 90 si queríamos tener un excelente sonido debíamos comprar una tarjeta de sonido, había diferentes marcas como la Diamond o Creative, inclusive algunas eran usadas a nivel profesional. Como verás ninguna venía incluida de manera nativa en las tarjetas madres.

Los monitores eran cuadrados y solo soportaban resoluciones en formato 4:3, eran realmente grandes y mientras más tamaño tenían su parte trasera se hacía más voluminosa, nada que ver con los monitores planos que vemos en todas partes en la actualidad.

Luego llegaría una difícil batalla contra las consolas a partir del nuevo milenio, pero esto es un tema que deseo abarcar en una próxima ocasión debido a que encontraremos cosas realmente interesantes.

¿Qué opinas del PC gaming de los años 90? Dime tu opinión en la sección de comentarios