Weiss, el guerrero que superó en poder al legendario Sephiroth de FFVII

Sephiroth es uno de los antagonistas más recordados en el universo de Final Fantasy, debido al gran impacto que tuvo la séptima entrega que fue lanzada en la PlayStation 1. Muchos lo consideran el enemigo más peligroso de FFVII, pero para sacar esta conclusión debemos tener en cuenta toda la historia que engloba los videojuegos que se basaron en esta historia.

Antes que nada, debemos recordar como Sephiroth se hizo un personaje poderoso. Todo comienza a través de su origen, desde que fue un feto llevó en su sangre las células Jenova gracias a un científico llamado Hojo que estaba obsesionado por los antepasados llamados Cetra y la corriente vital.

Su obsesión fue tan alta que no tuvo límites y uso a su propia colega llamada Lucrecia Crescent, inyectándole las células Jenova estando embarazada, teniendo como resultado el primer individuo con células Mako al cual lo llamó Sephiroth.

Pero Hojo no sabía algo muy fundamental sobre Jenova, ella no era un Cetra (seres antiguos que habitaban la tierra) más bien se trató de un ser extraterrestre que intentó eliminar a dicha raza, pero fue detenida gracias a los últimos supervivientes Cetra con ayuda de la corriente Vital.

Sephiroth siempre vivió bajo el engaño de Hojo, desde un principio le indicó que su madre era Jenova, dejando a Lucrecia en un plano inexistente en su vida. Con el tiempo los experimentos de Hojo darían resultado, dando como nacimiento la primera élite de súper soldados los cuales tenían en su interior células de Jenova, obteniendo grandes habilidades en combate.

En cierto punto de la historia, Sephiroth se entera del oscuro pasado del proyecto Jenova, provocado en su mente una enorme confusión debido a que toda su vida pensó que su madre era este ser, esto llevó como resultado que él creyera ser descendiente directo de los Cetra, jurando vengarse de la humanidad por usar a su madre.

Pero en el momento en que perdió la cordura es detenido por dos soldados que lo acompañaban en una misión, estos eran Zack Fair y Cloud Strife. La batalla terminaría de una forma inesperada, Sephiroth fue lanzado al abismo de la corriente vital, pero esta no podía absorberlo debido a las células Mako, navegando en ella totalmente consciente por años, formulando un siniestro plan para destruir a la humanidad.

Sephiroth lo que deseaba era causar una de las peores heridas causadas en el planeta con la materia oscura a través de un meteorito, de esta forma toda la corriente vital del planeta saldría para evitar su destrucción, cuando esto sucediera Sephiroth la absorbería, convirtiéndose en un dios todopoderoso, pero esto no lo lograría.

Sin embargo, hubo un ser dentro del universo de FFVII que sí pudo lograr lo que Sephiroth deseaba, se trata de Weiss The Immaculate, el antagonista que se daría a conocer en el videojuego Final Fantasy VII: Dirge of Cerberus, pero antes debemos saber cómo se originó dicho personaje, de esta forma sabremos el por qué es más poderoso que Sephiroth.

Shinra es una compañía que monopolizó de cierta forma la energía vital del planeta, convirtiéndola en energía eléctrica para surtir a diferentes regiones. Al ser una empresa con mucho poder, tenía una enorme influencia a través de distintos tipos de ejércitos, entre ellos se encontraba los conocidos SOLDADOS, resultado de los experimentos anteriormente expuestos del científico Hojo del cual Sephiroth era su líder.

Muchos consideraban estos guerreros como la élite de dicha compañía, sin embargo, de manera secreta Shinra elaboró un grupo de guerreros que superaban en todos los aspectos a los SOLDADOS, dicho proyecto lo llamarían Deepground, y se daría a conocer justamente al caer la compañía Shinra.

Weiss era el guerrero que encabezaba este grupo de mercenarios. Gracias a las células Jenova que se encontraban en su organismo, el científico Hojo pudo dominar su cuerpo para llevar a cabo su malévolo plan, el cual era que dicho cuerpo absorbiera la energía Mako del planeta, dando como nacimiento a Omega, la manifestación divina del planeta tierra que desea llevarse todas las almas de los habitantes y crear un nuevo mundo.

Gracias a estos poderes Weiss es capaz de tener habilidades realmente increíbles, capaces de destruir a cualquier personaje antes de que pueda parpadear. Una de las cosas sobresalientes es su capacidad de poder moverse a la velocidad de la luz, además de tener un cuerpo prácticamente indestructible.

La única manera de eliminarlo era enfrentarse a alguien cuyas capacidades fueran iguales o superiores, solo un personaje en todo el universo de Final Fantasy VII podría lograr esto, el legendario Vincent Valentine, pero a través de su última transformación llamada Caos, sin embargo, no sería una tarea fácil, debido a que el poder de Weiss una vez transformado en Omega alcanza niveles inimaginables.

Esto convierte a Weiss The Immaculate en el personaje que superó en todos los aspectos a Sephiroth, logrando lo que el primer antagonista deseaba desde un principio, convertirse en un dios todopoderoso del planeta tierra, además de tener un cuerpo perfecto con una fuerza inimaginable y una velocidad que ningún humano podía visualizar.

Si te llama la atención la historia de Weiss y como culmina su historia te recomiendo jugar Final Fantasy VII: Dirge of Cerberus, un videojuego que ha sido un poco olvidado con el tiempo, pero que contiene mucha información sobre el universo de FFVII el cual todo seguidor de este estupendo título debería saber.

¿Sabías de la existencia de Weiss y su gran poder? Dime tu opinión en la sección de comentarios.