Videojuegos donde es mejor no ser experto

Cuando a un jugador le gusta mucho un videojuego, lo juega tantas veces que obtiene como resultado un crecimiento notable en su experiencia y jugabilidad, llegando al punto de convertirse en un experto, esto en algunos juegos es fundamental para poder competir contra los rivales, sin embargo, por alguna extraña razón, algunos desarrolladores deciden implementar en la programación del título, ciertos parámetros que perjudican de cierta forma la jugabilidad en los más veteranos, haciendo que en algunas ocasiones el juego sea realmente injusto con los gamers expertos.

 

Uno de los casos más comunes de lo anteriormente mencionado lo podemos observar en varios de los juegos de la franquicia Mario Kart, donde todo experto sabe que recibirá un gran castigo cuando se sitúa en la primera posición, se trata del caparazón azul, uno de los poderes más odiados por múltiples jugadores. Dicho objeto hace que el juego esté totalmente equilibrado, ya que los jugadores inexpertos tendrán la oportunidad de poder posicionarse en las primeras posiciones.

 

 

Además, si te encuentras en las últimas posiciones el 80% de las veces te tocarán los mejores ítems, a diferencia de los primeros lugares que salen solo ítems defensivos, pero poco poderosos, es aquí cuando el juego premia a los jugadores inexpertos y castigando de cierta forma a los más expertos, pero este no es el único título que aplica este método de dificultad, hay uno que en cierto momento sin darte cuenta también te puede castigar por ser muy hábil

 

 

En Banjo Tooie existe una carrera en la cual para poder obtener un pergamino y una pieza de rompecabezas debemos de llegar en primer lugar, en ella competimos contra Canary Mary, un ave que nos dará muchos dolores de cabeza, debido a que casi siempre nos ganará de una forma impresionante. Esto sucede debido a que el jugador avanza demasiados metros del rival, ocasionando que el ave se quede muy atrás, en dicho momento Canary Mary activa una super velocidad y nos pasa rápidamente, para solucionar esto lo mejor es simplemente quedarse muy cerca de ella y acelerar al máximo cuando ya estemos muy cerca de la meta final.

 

 

Dejando las carreras a un lado, también existen otros juegos que pueden castigarnos cuando detectan que eres un jugador experto, esto lo podemos ver en God Hand. Existe una mecánica de combate interesante, la cual se puede detallar cuando eliminamos a varios enemigos seguidos sin ser derrotados, causando que nuestro nivel suba hasta llegar al 4, cuando pasa esto los enemigos serán muchos más difíciles, causando que su daño sea mucho más peligroso.

 

 

Es aquí cuando se ponen a prueba las verdaderas habilidades del jugador, ya que para poder permanecer dentro del nivel 4 llamado “DIE” debes dominar el juego de una forma magistral. Lo curioso es que dicho nivel no sube en ningún momento las estadísticas de fuerza o velocidad del jugador, simplemente es un medidor de dificultad que castiga a los jugadores más expertos.

 

 

Existen muchos videojuegos más que tienen esta extraña dinámica, donde apremian de cierta manera al jugador inexperto, pero castigan aquel que tiene una gran experiencia, si conoces a otro título que encaje en esta temática puedes indicarlo en la sección de comentarios y contarnos tu experiencia.