Silent Hill – Una franquicia que debería ser resucitada

Muchos de los seguidores de este pequeño blog sabrán mi gran gusto por los videojuegos del género de Terror, debido a que considero que son una experiencia única que te incitan a sentir temor, angustia, miedo, entre otras cosas, es algo que ningún otro género puede hacer de una manera tan fácil. Existen una enorme cantidad de títulos los cuales forman parte de mi lista de favoritos cuando hablamos de juegos de terror, pero existe una saga a la cual le tengo un gran cariño, se trata de Silent Hill.

 

Antes de jugar su primer videojuego ya tenía cierta experiencia con otros títulos de este estilo, justamente el anterior a este fue Resident Evil, sin embargo, el nivel de impacto que tuve con la creación del Team Silent fue simplemente abrumadora, el nivel del terror era distinto, envolviéndome en su triste y oscura historia la cual fue la principal razón por la cual muchos de sus jugadores quedaron horas jugando a este juego para saber su desenlace.

 

 

No solo se trataba simplemente de pasar por diferentes escenarios y matar monstruos, nuestras acciones se veían reflejadas al final del juego, ya que este variaba dependiendo de que hacíamos bajo ciertas circunstancias, esto fue algo que me motivó a invertir grandes cantidades de horas para poder ver sus diferentes finales.

 

 

A los años salió su secuela llamada Silent Hill 2, que para sorpresa de muchos no tenía nada que ver con el primer videojuego, más bien era una historia totalmente diferente con un personaje distinto, sin embargo, es considerado como el mejor videojuego de la saga por su peso argumental, una ambientación visualmente impactante, su capacidad de dejar al jugador totalmente sumergido en su jugabilidad, entre otros factores más.

 

 

Cuando se pensaba que ya no se podía crear algo similar a este juego llega Silent Hill 3, un juego que fue secuela directa del primer Silent, donde controlamos a la hija del protagonista de dicha entrega. Nuevamente su ambientación y enemigos (visualmente perturbadores) le ayudó a tener una enorme popularidad entre los fans de este género de juegos, sin embargo, el futuro de la franquicia estaba a punto de cambiar.

 

 

Silent Hill 4 fue un juego de amor y odio para muchos, a pesar de ser un poco diferente, de cierta manera logró una popularidad entre el público, sin embargo, fue el principio de gran cambio para la franquicia, ya que los desarrolladores iniciales que crearon los 3 primeros videojuegos se separaron para unirse a otros estudios de programación, fue así como el nombre de Silent Hill cayó en manos de otros desarrolladores.

 

 

No todo fue malo, ya que se pudieron apreciar excelentes juegos que dieron un aspecto renovado a la franquicia, uno de ellos es Silent Hill Shattered Memories, el cual en un principio fue exclusivo para la Nintendo Wii y demostró cómo el control de movimiento mediante el Wii Motion podía tener un protagonismo importante dentro de la jugabilidad, fue un juego que me gustó jugar en su momento.

 

 

Silent Hill Origins fue otra de las entregas que ayudó a mantener a esta franquicia viva, un título que en un principio fue exclusivo para la PlayStation Portable o también conocida como PSP, una pequeña consola que fue más que suficiente para transmitir una sensación de incomodidad para todo aquel que experimentó con este videojuego, aunque meses posteriores se lanzaría una versión para PlayStation 2 la cual no fue muy aceptada por la comunidad por su mal rendimiento en la consola.

 

 

Como se mencionó anteriormente estos fueron casos en los que se pudieron ver excelentes juegos de Silent Hill que la comunidad los aplaudió por innovar en ciertos sentidos, sin embargo, la esencia principal de los primeros juegos se perdió totalmente, si observamos un poco en los desarrollos de juegos posteriores podemos ver a Silent Hill: Orphan, diseñado para teléfonos móviles del 2007 que dejó bastante que desear, cambiando por completo la jugabilidad por pantallas estáticas que cambiaban según la dirección donde miramos. También podemos citar a Silent Hill: The Escape lanzado para teléfonos móviles, el cual fue muy criticado por tener una mediocre jugabilidad además de tener una de las peores puntuaciones de todos los juegos de la franquicia.

 

 

Lamentablemente Silent Hill quedó en el olvido por su compañía desarrolladora, KONAMI, lo último que pudimos ver fue el demo de Silent Hill P.T que es considerado uno de los mejores demos de la historia, pero a partir de ese punto ya no tenemos más nada. Aún vivo con la ilusión de que en un futuro el Team Silent se reúna para formar un nuevo juego, pero es simplemente un sueño, probablemente nunca suceda.

 

 

¿Alguna vez jugaste un videojuego de la franquicia Silent Hill? Dime tu opinión y experiencias en la sección de comentarios