Scalebound – Un gran proyecto con un triste desenlace

Siempre que un nuevo videojuego es anunciado puede producir diferentes emociones en los jugadores, desde rechazo hasta una alegría incontrolable, todo dependerá del ingenio por parte de los desarrolladores para mostrar su creación, sin embargo, han existido títulos que, a pesar de ser muy prometedores, por alguna razón su desarrollo fue cancelado, dejando a muchos jugadores impactados por no tener la oportunidad de jugarlo, uno de los juegos que puede explicarte perfectamente este sentimiento es Scalebound.

 

 

Scalebound fue uno de esos proyectos que dejó una triste historia en el mundo de los videojuegos, su primera aparición fue en el año 2013 como un exclusivo de Xbox One, dejando a todos sorprendidos por diversos factores. Los encargados de llevar este desarrollo era la empresa PlatinumGames, los cuales ya tenían cierta popularidad en el área de los videojuegos, sin embargo, algo pasaría en el año 2017, se anunció que este espectacular videojuego sería cancelado, haciendo que muchos se cuestionen por qué tomaron esta decisión.

 

 

Para poder entender este suceso debemos viajar hacia el pasado de PlatinumGames, dicha empresa fue formada por unos ex empleados de Capcom entre los cuales estaban varias personas consideradas importante dentro del desarrollo de videojuegos, como por ejemplo Shinji Mikami, creador de los primeros cuatro títulos de Resident Evil y Dino Crisis.

 

 

Los primeros videojuegos desarrollados de esta compañía estaban dirigidos a la Nintendo Wii, entre ellos se encontraba un proyecto llamado Scalebound, pero por ser algo grande empezaron a publicar con ayuda de Sega otros títulos, entre los cuales se puede encontrar uno llamado Madworld, un juego desconocido para muchos, debido a que no tuvo tantas ventas como esperaban.

 

 

A pesar de tener las ideas para realizar el proyecto de Scalebound, decidieron enfocarse en otro título que sirvió para dar a conocer a la compañía PlatinumGames en lo más alto de la historia de los videojuegos, un juego que inclusive en la actualidad tiene una enorme comunidad esperando otra secuela, se trata de Bayonetta.

 

 

Una vez culminado Bayonetta, PlatinumGames se colocaría manos a la obra con Scalebound, en esta ocasión lograron un avance con una pequeña demo la cual mostraba algunas de las ideas base del videojuego, controlando al dragón por medio de una niña la cual daba las órdenes para atacar, defender, entre otras, pero lamentablemente no llamó la atención de alguna compañía grande, por lo que tomaron la decisión de tomar otro proyecto, este sería The Wonderful 101.

 

 

The Wonderful 101 a pesar de ser un excelente juego se convirtió en unos de los títulos menos vendidos de la compañía, esto sucedió por ser un exclusivo de la WiiU, una consola que fue uno de los peores fracasos comerciales de Nintendo. Una vez que The Wonderful 101 fue publicado, PlatinumGames de forma definitiva empezaría con su antiguo proyecto, pero esta vez correrían con la suerte de que Microsoft sería el encargado de publicar a Scalebound.

 

 

Cuando se dio a conocer el primer teaser de Scalebound fue algo que dejó totalmente anonadados a la comunidad de videojuegos, un título que recogía lo esencial de varios juegos como Devil May Cry o Bayonetta, pero trasladándolo a un ambiente RPG de mundo abierto, con dragones y transformaciones. PlatinumGames nunca se esperó tantas expectativas, convirtiendo su juego en uno de los títulos más esperados.

 

 

Microsoft siempre daba noticias positivas acerca de Scalebound, mostrando una realidad alterna de lo que realmente estaba pasando dentro de PlatinumGames. Debido a la enorme sobrecarga que tenía la compañía desarrolladora se encontraron con un mar de problemas en el desarrollo, esto causaría tanto estrés en muchos de sus programadores que tuvieron que parar en varias ocasiones el proyecto para poder refrescar las ideas y volver al trabajo.

 

 

El videojuego se planificó para ser lanzado en el 2016, sin embargo, las complicaciones dentro de la compañía hicieron muchos retrasos, ya que Microsoft no quería lanzar un producto incompleto, por lo que se pospuso en varias ocasiones, pero fue en el año 2017 donde se supo una noticia que muy pocos sospechaban, Scalebound sería cancelado.

 

 

Existen muchas teorías que explican la razón de la cancelación de Scalebound, la que posiblemente sea más acertada es que Microsoft al ver las altas expectativas que tenían los gamers al videojuego, sintió que no quería que fuese una decepción y al ver las complicaciones dentro de la compañía desarrolladora prefirió cancelarlo para así no perjudicar su imagen.

 

 

A pesar de esa trágica historia, PlatinumGames siguió desarrollando videojuegos, algunos quedaron en el olvido, otros como Nier Autómata fueron aclamados por el público, pero en la actualidad muchos deseas que Scalebound sea retomado nuevamente, algo que difícilmente suceda después de 3 años anunciado su cancelación.

 

 

¿Eres una de las personas que quería jugar Scalebound? Dime tu opinión sobre su cancelación en la sección de comentarios.