¿Qué pasó con los juegos 2D en la generación de 32 Bits?

El pixel art es una de las maravillas en el mundo de los videojuegos que ha permanecido en la industria por muchos años, dando origen a títulos legendarios los cuales han perdurado en la mente de millones de jugadores. Este tipo de gráficos fueron evolucionando con el tiempo, creando diferentes generaciones que, de cierta forma, se clasificaron por el sistema en que fue programado, es decir, gráficos 8, 16 y 32 Bits, siendo los más relevantes de la historia los dos primeros, pero los 32 bits pasaron por un momento oscuro, ocasionando que la mayoría de juegos 2D desarrollados en dicho sistema quedaran en su momento en una especie de limbo.

 

 

Tenemos que recordar que en los años que se empezaron a desarrollar este tipo de juegos 2D empezó una revolución que daría comenzó a una nueva época, los gráficos 3D. La gran mayoría de desarrolladores encontraban esta manera de crear juegos muy fáciles, debido a las diferentes herramientas (las cuales fueron mejorando con los años), en cambio los juegos en 2D debido a las enormes posibilidades que tenían los sistemas de dicha época se volvieron más complejos de programar y diseñar, además que debían resaltar de cierta forma para representar un verdadero salto generacional.

 

 

Para poder entender esto vamos a analizar las generaciones según sus bits. La limitante que tenían los desarrolladores era el poder del procesador de los sistemas, por ejemplo, en el NES tenía una un procesador de 8 Bits, por lo que dichos desarrolladores tenían que programar en un espacio reducido, pero con la aparición de máquinas de 16 bits esto se pudo expandir, logrando resultados impresionantes. En máquinas como la SNES se podían apreciar más de 256 colores en pantalla, comparados con los 52 de la NES, representando un cambio visual bastante resaltante.

 

 

Muchos desarrolladores al saber que venía una generación de 32 Bits decidieron cancelar varios proyectos con la finalidad de aprovechar el poder de los nuevos procesadores y que sus creaciones tuvieran un impacto visual, sin embargo, esto no era una tarea tan fácil, debido a que requiere más trabajo por parte de los diseñadores para poder aprovechar todo el potencial de estos nuevos sistemas, con la finalidad de representar un verdadero cambio en los gráficos 2D.

 

 

Juegos como Megaman 8 son un claro ejemplo, el cual incrementaron la cantidad de frames de todo el contenido en el juego para darle mayor fluidez a los movimientos, esto se hizo con la finalidad de aprovechar al máximo el rendimiento de la consola, pero también para destacar la nueva generación 2D de 32 bits, ya que los juegos en 3D eran los que estaban de moda por razones que todos conocemos.

 

 

Otros desarrolladores optaron por hacer una combinación entre los dos aspectos gráficos, programando títulos que tuvieran personajes en Sprite 2D con escenarios en 3D, para así poder demostrar cierta evolución, hay varios casos que podemos mencionar, pero el que personalmente se me viene rápido a la mente es Final Fantasy Tactics, el cual todos sus escenarios están modelados en 3D, pero las animaciones de los personajes y su diseño en 2D.

 

 

En aquellos años se desarrollaron juegos en 2D que con el tiempo se volverían culto en el mundo de los videojuegos, Castlevania: Symphony of the Night es un ejemplo muy resaltante, pero a pesar de ser un excelente título, en aquellos años brillaron más los juegos en 3D, quedando un poco apartado estos juegos en 2D, este es el principal motivo de la poca relevancia de los videojuegos en 2D, recordemos que esta industria maneja mucho el dinero, y si las empresas no obtienen las ganancias esperadas deben cambiar el método de hacer sus juegos.

 

 

¿Crees que los juegos 2D en 32 bits tuvieron que resaltar más en su momento? Dime tu opinión en la sección de comentarios