¿Los videojuegos pueden afectarnos socialmente?

Desde la invención de los videojuegos en los años 70s se han convertido en un centro de entretenimiento el cual es muy buscado por muchos niños, jóvenes y adultos en la actualidad, sin embargo, esto no siempre fue así, sucedió de manera gradual con el pasar de los años, llegando al punto que conocemos en la actualidad.

Esto hace que muchas personas se hagan una interrogante ¿Qué efectos tiene los videojuegos en la sociedad? Una pregunta que para poder responder debemos hacer un pequeño viaje al pasado y evaluar el comportamiento de aquellas personas que pudieron experimentar esta transición y actualización en el mundo de los videojuegos.

El entretenimiento siempre ha sido algo necesario para todos, hace décadas la interacción entre compañeros y amigos era parte de ello, por consecuente salir a la calle, jugar en centros deportivos o juegos de mesa como Monopoly era algo muy común, pero con el tiempo esto poco a poco se desaparecería.

La razón de esto era la tecnología, a medida que pasaban los años avanzaba a pasos increíbles, esto hacía los videojuegos brillaban a los ojos de los más entusiastas, esto estaba enlazado con el internet, haciendo que el juego online se volviera un centro de entretenimiento muy llamativo para muchas personas en todo el mundo.

Salir y encontrarse con compañeros ya pasaba a ser algo secundario o simplemente no sucedía. Los mundos virtuales dominaban las mentes de la mayoría de los jugadores, inclusive la intención de conocer a nuevas personas no pasaría por las mentes de las personas que consumían gran parte del tiempo jugando algún videojuego en línea.

Pero ¿Esto es culpa de los videojuegos? La respuesta es no, esto es algo que como personas debemos controlar, si somos padres o representantes debemos de educar la manera de como los más pequeños ven a los videojuegos, pero si somos jóvenes o adultos debemos comprender que estos mundos virtuales no lo son todo.

Jugar videojuegos ciertamente puede ofrecernos ventajas, pero no debemos permitir que se conviertan en el centro de nuestra vida, existen otros aspectos que con el tiempo descuidamos, todo debe de tener un equilibrio, si no controlamos esto puede que estemos propenso a caer en una adicción la cual será muy complicado salir de ella.

Siempre debemos tener presente que la tecnología es imparable, esto hace que constantemente tengamos muchas formas o maneras de jugar los videojuegos llamando la atención de muchas personas, por consecuente siempre debemos aconsejar a las futuras generaciones para que jueguen de una manera equilibrada y responsable.

Personalmente considero los videojuegos como lo más impresionante que ha podido existir en muchos años, liberándome de grandes depresiones, además de ayudarme a superar situaciones difíciles en mi vida, pero en mi mente está presente qué debo tener sesiones de descanso para realizar otro tipo de actividades, como por ejemplo el deporte.

Nada parará los videojuegos de convertirse en el mejor centro de entretenimiento jamás creado, pero en esta vida todo en exceso es malo, siempre debemos tomar en cuenta otros aspectos que también son importantes como los estudios, amigos, pareja, alimentación, familia y muchos más, de esta manera podemos crear un equilibrio ideal sin afectar la parte social de nuestro entorno.