Los puzzles más complicados de la saga de Residen Evil

La saga Resident Evil sin lugar a dudas es una de las más famosas en el mundo de los videojuegos, muchos de sus títulos se convirtieron en referencias para muchos desarrolladores. Desde 1996 hemos podido observar la evolución de dicha franquicia la cual ha tenido sus buenos y malos momentos.

Hay algo que ha estado presente en Resident Evil en muchas entregas y son sus Puzzles, esos momentos que pasamos mucho tiempo pensando en cómo resolver el acertijo para poder proseguir en el juego. Hoy en día puede ser algo muy fácil debido a que existe algo llamado internet, pero en antaño si no lo descubrías por tu propia cuenta, debías comprar una revista guía o que un amigo te indicara cual era el secreto.

Algunos acertijos de la saga Resident Evil eran algo sencillos, sin embargo, otros podían darte hasta dolores de cabeza, obligándote a pensar por un largo periodo de tiempo como solucionarlos. Un ejemplo son los medallones del primer Resident Evil los cuales tenías que obtener para poder abrir una puerta.

A una gran cantidad de jugadores les sucedió que nunca encontraban el último medallón, obligándolos a dar muchas vueltas por todos los lugares visitados en la mansión. La solución la encontrarían los más curiosos, se debía examinar uno de los libros que encontrabas, al abrirlo estaba el medallón.

El primer Resident Evil también tenía otros acertijos complicados, uno que es muy recordado es el de la galería de cuadros. Debíamos prestar mucha atención a la descripción de las pinturas, ya que nos daba la clave para poder resolver el acertijo, luego presionar los botones en cierto orden específico para finalmente obtener nuestra recompensa.

El aclamado Resident Evil 3 Nemesis también está plagado de estos famosos puzzles, entre ellos podemos encontrar uno muy particular que se encuentra en el hospital de Racoon City cuando jugamos con Carlos en la búsqueda de la vacuna para Jill. Cuando llegamos a la parte donde debemos sintetizar la vacuna debemos activar unas palancas en cierto orden con la finalidad de nivelar las barras de colores en la parte izquierda de la máquina.

El acertijo de la torre del reloj cuando jugamos con Jill también es uno de esos que la primera vez que nos enfrentamos a él nos consume mucho tiempo, debemos colocar unas piedras en los relojes de tal manera que indiquen cada uno de ellos las 12 en punto, el detalle está en que no siempre las posiciones de las gemas son las mismas, cambiándose de manera aleatoria cada vez que empezamos una nueva partida.

Resident Evil Code Veronica también posee varios puzzles interesantes, pero el que posiblemente te deje pensando cómo resolverlo es el de galería de cuadros de la familia Ashford, en si no es un acertijo complicado, el detalle es que debes saber la historia de la familia para seleccionar los cuadros en el orden correcto, de lo contrario te tocará apuntar todas las pistas que te ofrece el videojuego.

Por último, veremos el acertijo que para muchos fue el más complicado de los primeros tres juegos de la saga, se trata de la muestra de agua en Resident Evil 3. Aquí debemos realizar una serie de desplazamientos de bloques para crear una combinación que se encuentra en la parte superior, cuando tengamos la figura perfecta podemos continuar con nuestra aventura.

Existen muchos acertijos más que son destacables en la saga de Resident Evil, estoy seguro de que alguna vez te tocó enfrentarte a ellos, de ser así, dime cual fue ese puzzle y tu experiencia en la sección de comentarios.