Lapras – Uno de los primeros Pokémon más poderosos

Existen varias criaturas en el universo de Pokémon que en el momento de su aparición fueron muy relevantes, entre ellas podemos nombrar a los legendarios, los cuales han tenido siempre un gran protagonismo en cada una de las generaciones. El día de hoy nos enfocaremos en la primera generación, donde resaltaremos un Pokémon muy inteligente, eficiente en combate y con un diseño sencillo, el grandioso Lapras.

 

Lapras es una de esas criaturas que varios se sorprendieron al momento de adquirirla, ya que en los primeros juegos no aparece de forma espontánea, más bien se nos da como premio luego de vencer en combate a nuestro rival, es aquí cuando conocemos a este curioso Pokémon, el cual tiene cierta similitud con un Plesiosaurio, un dinosaurio marino extinto hace millones de años.

 

 

Muchos entrenadores de aquellos tiempos se preguntaban por qué no conseguían a Lapras en el agua como otros Pokémon, para saber la respuesta debemos evaluar la personalidad de este Pokémon. Lapras siempre ha sido sociable con los humanos, de hecho, le gusta transportar a personas en su caparazón, esto ha hecho que cazadores con malas intenciones los cacen de forma ilegal a estas criaturas, por tal motivo en la primera generación estaban en peligro de extinción.

 

 

Fue considerado uno de los Pokémon más fuertes de la primera generación debido a sus ataques de hielo y agua, además de poder paralizar a sus enemigos. Los entrenadores tenían cierta preferencia en usar el movimiento “Surf” en Lapras gracias a su concepto de “llevar a personas en su coraza”, todos estos aspectos lo convirtieron en un monstruo muy popular en aquellos tiempos.

 

 

Con el pasar de los años la popularidad de Lapras se vio afectada debido a la aparición de nuevas especies, estas tenían las mismas capacidades, pero con mejores puntos de habilidad, ocasionando que fuesen más fuertes en el ámbito competitivo, pero esto no ha sido impedimento para que los entrenadores siempre estén en búsqueda de este curioso Pokémon.

 

 

Desde cierto punto, la crianza de Pokémon ha hecho que, de manera progresiva, Lapras ya no sea considerada una especie en extinción, algo que se puede comprobar en juegos de generaciones más cercanas, por ejemplo, en Pokémon Y puedes encontrarle surfeando en la Ruta 12, esto era algo impensable en la primera generación.

 

 

En la octava generación Lapras recuperó un poco de su popularidad perdida, gracias a un mecanismo de combate bastante peculiar, se trata de los Gigamax, que consiste en usar un movimiento que causa grandes proporciones de daño y aumenta significativamente la defensa y salud del Pokémon. Gracias a esta habilidad Lapras puede transformarse en una enorme criatura de 24 metros de altura, la cual usa una habilidad llamada G-Max Resonance.

 

 

Para muchos entrenadores este Pokémon siempre tendrá un lugar especial por lo que significó hace muchos años en los primeros videojuegos, a pesar de que en la actualidad no se usa por lo débil que es en el ámbito competitivo, en su momento fue una de las criaturas más fuertes que cualquier jugador usaba en la liga Pokémon para destruir a todos sus rivales, por esta razón siempre será recordado como una de los Pokémon más valorados.

 

 

¿Alguna vez usaste a Lapras en tu equipo? Dime tu opinión sobre este Pokémon en la sección de comentarios