La gran utilidad de los cartuchos flash

Actualmente existen muchas alternativas para probar algún videojuego retro, podemos encontrar emuladores en distintas plataformas como por ejemplo en el computador o celular, además hay consolas que actualmente ofrecen un servicio donde podemos jugar a ciertos juegos de antaño como lo hace la Nintendo Switch.

Pero esto de la emulación es algo que viene desde hace muchos años, concretamente en los 80, cuando múltiples desarrolladores independientes crearon un software capaz de reproducir los llamados “Roms” a través de un computador u otra consola, permitiendo experimentar cualquier cantidad de videojuegos en una plataforma.

Uno de los más famosos de los años 90 fue el Zsnes, este emulador era capaz de ejecutar videojuegos de la Super Nintendo. Dependiendo del computador que tenías podías aplicarles ciertas mejoras gráficas, llevando el aspecto visual del videojuego a un nivel el cual la propia consola no podía llegar.

A pesar de los logros tecnológicos que lograron los emuladores con el tiempo existen gamers que siempre les ha gustado jugar con el hardware original, pero es algo casi imposible en la actualidad tener todos los jugos de una consola, más que todo por los altos precios que pueden llegar a tener.

Bajo este concepto varias personas desarrollarían un elemento muy útil para aquellos gamers que deseaban jugar de la manera anterior descrita, lo denominaron cartucho flash. El objetivo principal era poder ejecutar software ilegal en la videoconsola a través de una memoria, de esta forma se ejecutaban cualquier tipo de Roms en las consolas.

Dentro del mundo de los cartuchos flash existen muchas marcas, algunas mejores que otras, pero la más conocida es una llamada everdrive. Podemos encontrar dicho cartucho para muchas consolas retro, ejemplo NES, SNES, SEGA Génesis, Game Boy Advance, N64 entre otras, permitiendo al usuario colocar el set completo de videojuegos y jugarlos.

El beneficio que tiene este dispositivo es jugar a través de la videoconsola, es decir, con el hardware original, además de ahorrar una gran cantidad de dinero ya que como se mencionó anteriormente muchos cartuchos de consolas retro son muy costosos. Es excelente ya que te asegura una experiencia exacta a los tiempos en que se lanzó la videoconsola.

Pero no solamente sirven para reproducir Roms, si eres programador puedes realizar aplicaciones las cuales pueden ser lanzadas en la videoconsola donde esté insertado el fabuloso cartucho, abriendo un mundo de posibilidades infinitas dándote la oportunidad de crear un videojuego único y compartirlo dentro de las comunidades retro gamers.

Además, el espacio que necesitas para poder tener tantos cartuchos debe ser amplio, no todas las personas cuentan con esto, por lo que incluir muchos de esos juegos en un cartucho es una idea excelente. A pesar de que puede ser un poco costoso (aproximadamente 220$) es una herramienta excelente para jugar videojuegos de antaño.

Personalmente considero que una de las consolas que siempre ha sido tediosa de emular es la Nintendo 64, muchos de sus juegos aún no han podido ser emulados a la perfección, por lo que amerita tener una everdrive para correrlos todos a la perfección a través de una N64, de esta forma se podrán jugar sin ningún tipo de error.

Siempre existirán nuevos métodos para poder jugar nuestros videojuegos favoritos de antaño, pero poder hacerlo en la consola original es algo que muchos disfrutan, por tal motivo estos cartuchos flash son uno de los inventos más geniales que se han podido crear en el universo de los videojuegos.

¿Conocías a los cartuchos llamados everdrive? Dime tu opinión en la caja de comentarios