La evolución por intercambio en la saga de Pokémon

Muchos entrenadores en el universo de Pokémon entrenan de forma constante a sus criaturas para poder evolucionarlas, esto es algo que se ha mantenido desde los primeros juegos de la franquicia, donde un Pokémon al llegar a cierto nivel cambia su forma, sin embargo, por alguna extraña razón, existían ciertos monstruos que, al llevarlos a su máximo nivel, nunca evolucionaban, como también el no encontrar a cierto Pokémon en la hierba, haciendo imposible completar la Pokédex.

 

Es aquí cuando el sistema de intercambio tenía una gran importancia, una idea que tuvo origen gracias a Shigeru Miyamoto, quien consideró una excelente idea tener dos versiones del mismo juego y en cada una de ellas se encontrarían ciertas criaturas exclusivas. Si el entrenador deseaba tener al 100% la Pokédex era necesario interactuar con otra persona que tuviera la otra versión del juego.

 

 

Los desarrolladores del juego incluyeron ciertas cosas que volvían el intercambio de Pokémon en algo muy atractivo, la principal de ellas era la experiencia, ya que los monstruos que recibieras a través de este sistema ganarían más EXP, facilitando la tarea de entrenarlo y llevarlo a su máximo nivel, la segunda y la más impactante fue la evolución mediante intercambio, es decir, en el juego existen ciertos Pokémon que necesitan ser intercambiados para que puedan llegar a su última evolución.

 

 

En la primera generación podemos encontrar a Haunter, un Pokémon tipo fantasma el cual puede evolucionar a Gengar, pero por más que lo entrenaras jamás llegaba a cambiar su forma, sin embargo, al intercambiarlo con otro jugador, este automáticamente evolucionará, esto también aplica para Kadabra, el cual evoluciona a través del intercambio en Alakazam.

 

 

En los 90, usar el sistema de intercambio era algo muy tedioso, ya que de forma obligatoria necesitabas un accesorio llamado Cable Link y otra Game Boy con un juego de Pokémon, todo esto con la finalidad de poder completar la Pokédex al 100%, debido a que jugando de forma oficial (sin ningún tipo de hack o glitch) con un solo juego era completamente imposible.

 

 

En la segunda generación el intercambio seguía siendo exactamente el mismo, al igual que ciertas funciones como la evolución mediante este sistema para ciertas criaturas, pero agregarían algo muy interesante que a muchos les sorprendió, poder equipar un objeto a un Pokémon y transferirlo con este. Puede que parezca algo inútil, pero para que ciertos Pokémon pudieran evolucionar por transferencia necesitaban de ciertos objetos equipados.

 

 

Podemos nombrar varios ejemplos, Onix es uno de ellos, si le equipamos un objeto llamado Metal Coat y lo intercambiamos este evolucionará a Steelix, esto también aplica para Slowpoke, el cual necesita la King’s Rock equipada e intercambiarlo para que pueda evolucionar a Slowking. Esto le agregaba un poco más de complejidad a la evolución por intercambio, pero, al igual que la generación anterior, seguía siendo un poco complicado si no tenías a nadie con quien interactuar.

 

 

Este sistema de intercambio cambiaría abruptamente en la cuarta generación, donde ya no era necesario un cable link, gracias a la conectividad inalámbrica de la Nintendo DS. Aquí ya se podía interactuar con entrenadores de varias partes del mundo, es decir, conectando la consola a internet ya era suficiente para conseguir los Pokémon que faltaban. Todo esto fue gracias a la implementación de la Global Trade Station.

 

 

La Global Trade Station permitió a muchos entrenadores completar la Pokédex de una forma más sencilla, algo justificable, ya que en ese momento eran demasiadas especies de Pokémon. Dicho sistema perduraría en la quinta generación, solo que en este caso era más accesible en el juego, ya no se trataba de un solo edificio, sino que en cualquier centro Pokémon podíamos encontrar una Global Trade Station.

 

 

Gracias al internet y la evolución de las consolas portátiles el intercambio de un Pokémon se convirtió en una tarea sencilla, permitiendo completar la Pokédex de una forma más fácil, algo que en los inicios de la saga era un completo reto, lo relevante de este sistema es que en cada generación siempre se le dio su importancia, donde existían Pokémon que, de forma obligatoria, debíamos transferir para poder ver su evolución.

 

 

¿Alguna vez usaste el sistema de intercambio en algún juego de Pokémon? Dime tu opinión en la sección de comentarios