Final Fantasy VIII – El juego menos comprendido de toda la saga

Rate this post

Final Fantasy VIII cuando fue lanzado en el año 1999 en la primera PlayStation dejó en muchas personas diferentes sensaciones, las cuales causarían varias reacciones que dependían de los gustos de cada gamer, algunos lo verían como el mejor juego RPG de esta saga, otros simplemente lo descartaron por simplemente no entenderlo.

Lo cierto es que FFVIII es muy diferente de sus antecesores en casi todas sus características, pero esto no fue algo que ocurrió casualmente, fue una decisión tomada por parte de Squaresoft y su equipo de desarrolladores, la cual se originó por el éxito que tuvo Final Fantasy VII en occidente. Es aquí cuando nace la idea de crear un FF diferente.

Squaresoft deseaba que el siguiente juego de la franquicia tuviera más relevancia en occidente, para que esto sucediera debían cambiar el aspecto visual del juego, para que se adaptara a los gustos de los gamers de esa parte del mundo. Esta tarea fue destinada al director Yoshinori Kitase quien tomaría decisiones de gran relevancia.

Entre ellas fue elegir varias localizaciones o monumentos de diferentes lugares de Europa, de esta forma recrear escenarios más realistas, también tomar como referencias a actrices y actores para la creación de los personajes, como ejemplo podemos ver a Quistis Trepe, quien tiene un enorme parecido a Nicole Kidman.

En el ámbito musical también tuvo una diferencia muy notable con los anteriores juegos, parece que fue otro compositor, sin embargo, es el mismo Nobuo Uematsu que ha trabajado en la saga de Final Fantasy. En este título tuvo la particularidad de crear la primera canción con letras en inglés, esta se titularía Eyes on Me y la interpretaría la famosa cantante Faye Wong.

La canción tuvo una excelente recepción tanto para la crítica como para los jugadores, esto sería la llave que abriría las puertas a las canciones interpretadas en el universo de Final Fantasy, es por eso que en cada entrega a partir de FVIII tendría algún tema con letra, interpretado por un artista musical.

A nivel jugable Final Fantasy VIII tiene puntos que lo hacen distintos a los juegos anteriores, entre ellos podemos destacar la dificultad en la batalla, esta dependerá del nivel que tengan los personajes, ya que afectará directamente al nivel de todos los enemigos, es decir, si eres lvl 10 todos ellos serán lvl 10, esto se realizó con la finalidad de no estar pasando horas farmeando para obtener experiencia.

Sin embargo, aquí implementarían algo que muchas personas no entendieron debido a lo enredado o complicado que fue asimilarlo. En FVII teníamos las materias que nos permitan usar hechizos, los cuales podíamos potenciar mientras más puntos de experiencia acumulábamos en ellas, esto en FVIII es completamente distinto.

Para poder usar la Magia en este videojuego se debe aplicar la técnica de “extracción de magia” la cual te permite absorber estos poderes de cualquier enemigo que te enfrentes, teniendo como límite 100 unidades de dicha magia, con ella puedes subir los atributos de tu personaje a través del sistema de enlaces, una técnica que rompe por completo al videojuego.

Por ejemplo, si obtienes 100 magias “Cura” y las enlazas a tu vitalidad te permiten subir de manera abrupta tu límite de vida en el juego, indistintamente el nivel que seas, permitiéndote tener una gran ventaja frente a cualquier enemigo. Por tales motivos pasaremos la mayoría del tiempo consiguiendo las magias más poderosas.

Existen tres formas de conseguirlas, la más fácil es a través de puntos de extracción, los cuales podemos ver en varios lugares, pero estos por lo general no brindan las mejores magias. La segunda forma es a través de la técnica “extraer” que le puedes aplicar a cualquier enemigo y la última y más interesante es a través de un juego de cartas.

El juego de cartas es uno de los mini juegos más adictivos que puedes conseguir en la saga Final Fantasy, de hecho, muchos juegos posteriormente se basarían en su sistema. Retando a varios jugadores en todo el reino podrás obtener cartas realmente poderosas con las que puedes asegurar tus victorias. Estas cartas las puedes convertir en ítems o magias realmente eficaces.

El único defecto que tiene el sistema de enlaces de magias es que, si gastas alguna magia que tengas enlazado a algún atributo, este automáticamente bajará, por lo que se deben gastar solamente aquellas que no tengas enlazadas, así no decrecerá tu poder en plena batalla.

Por último, tenemos el argumento, este a pesar de que muchos no lo crean tiene un extremo nivel de profundidad, más que Final Fantasy VII, esta es una de las razones por las que no muchos se adentraron en su universo, ya que para entender a la perfección su historia se debe jugar como mínimo dos veces.

La primera vez que jugamos nos sirve para aprender todas las mecánicas del juego, las cuales no son fáciles de asimilar, debido a que el proceso de aprendizaje es algo lento. En la segunda pasada ya estaremos familiarizados con el modo de batalla, esto nos permite centrarnos más en su excelente historia, la cual considero una de las más interesantes de toda la saga.

Su historia da para hacer un nuevo artículo donde podemos abarcar con totalidad cada punto de su argumento, así entenderemos que son los Seed, las brujas, los jardines, la guerra de brujas, los guardianes de la fuerza y muchos aspectos más.

Final Fantasy VIII es un juego increíble, lleno de batallas con un ambiente épico con transiciones nunca antes vistas en ningún título de la saga. A pesar de ser un juego que no a todos les gusta por su modo de batalla, no deja de ser un videojuego que innovó en muchos aspectos. Actualmente se puede jugar una versión mejorada en su aspecto gráfico llamada Final Fantasy VIII Remastered disponible para PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One y Microsoft Windows.

¿Has jugado alguna vez Final Fantasy VIII? Dime tu opinión en la sección de comentarios.