Elementos únicos de videojuegos creados por error

Al momento de programar un videojuego los desarrolladores siempre tienen bocetos de las ideas que desean colocar en sus diseños y códigos, tratando en lo posible de hacer realidad todos los conceptos que forman las bases de su creación, sin embargo, en ocasiones sucede que dentro del desarrollo del título de manera espontánea salen errores que causan asombro o gracia a sus creadores, ocasionando que se introduzca un nuevo elemento que no estaba previsto realizar.

 

 

Esto es algo que es un poco complicado entenderlo si no conocemos cómo se desarrolla un videojuego, pero por suerte, tenemos varios ejemplos que nos pueden servir para comprender este tema curioso, errores que sin querer dieron el nacimiento de nuevos enemigos, funciones o elementos dentro de un videojuego.

 

 

Para empezar, tenemos a un clásico de los salones arcade llamado Space Invaders, este título cuenta con una curva de dificultad progresiva en cada nivel, mientras más marcianos matas se moverán mucho más rápido. Esto no fue hecho a propósito, resulta que la CPU de dicha máquina no soportaba tantos elementos en pantalla, ocasionando que los FPS (cuadros por segundos) fuesen muy lentos, a medida que quedaran menos enemigos en pantalla la CPU se encontraba menos sobrecargado, permitiendo que los marcianos tomaran más velocidad.

 

 

Este acontecimiento les causó mucha gracia a los desarrolladores, ya que no tenían previsto que sucediera esto, pero a su vez notaron que le daba un toque de adicción y jugabilidad, por lo que decidieron dejar este error en el código principal del juego, decisión muy acertada en uno de los títulos más legendarios de todos los tiempos.

 

 

Pero este tipo de errores no solo pasan con los juegos antiguos, en el proceso de desarrollo de Super Mario 3D World sucedió algo muy curiosos, uno de los programadores encargados de hacer el mapeado de los niveles por error colocó a Mario dos veces, ocasionando que pudiera jugar con dos personajes de forma simultánea, esto le pareció muy interesante por lo que decide mostrárselo a sus colegas, de esta forma nació la cereza, la cual hace una réplica de cualquier personaje en el videojuego.

 

 

Otro caso muy popular fue en el videojuego Minecraft, en dicho título existe un enemigo el cual ha formado parte de la cultura de los videojuegos llamado Creeper, el origen de este temible enemigo fue a causa de un error al momento de programar las dimensiones del cerdo, sin querer colocaron uno de los valores incorrectos, específicamente la altura, obteniendo como resultado un monstruo extraño, esto les gustó mucha gracia a los desarrolladores, fue así como decidieron colocarle un color verde y que tuviera un ataque explosivo.

 

 

Es curioso saber que de simples errores al momento de programar un juego puedan surgir cosas interesantes, esto lo podemos apreciar en los tres ejemplos anteriormente mencionados, dichos errores les dieron a esos juegos un toque adicional a la jugabilidad. Si conoces algún elemento que se haya creado por error en el desarrollo de otro videojuego puedes indicarlo en la sección de comentarios.