El fabuloso Modo 7 de la Super Nintendo

En los años 90 muchas compañías buscaban la manera innovar visualmente en los videojuegos, a pesar de las limitaciones técnicas que tenían en dicha época, los desarrolladores realizaron cosas realmente interesantes, capaces de hacernos entender un falso 3D. Había varias técnicas para diferentes plataformas, una de ellas era el Modo 7.

 

 

La Super Nintendo fue la consola que nos enseñó en varios de sus títulos el grandioso modo 7, el cual fue desarrollado como un sistema de procesamiento gráfico basado en imágenes en 2D, mostrando rotaciones de una imagen, para dar diferentes ángulos de visión y efectos de profundidad.

 

 

Es algo que los desarrolladores de Nintendo crearon debido a las limitaciones técnicas que tenía su consola, esto sumando a chips especiales que tenían algunos cartuchos se podían hacer cosas realmente interesantes. Existen varios videojuegos que usaron el modo 7, uno de los primeros fue Pilotwings, el cual se puede apreciar cómo funciona.

 

 

Tomaremos como ejemplo la pista de aterrizaje, para poder recrear este escenario se hicieron dos cosas, una crear el fondo y en segundo lugar la pista de aterrizaje, el diseño de este último elemento se realizó como cualquier sprite, luego se cambia el ángulo de visión redimensionando la imagen, para hacer entender al jugador que se encuentra lejos o cerca de la pista.

 

 

Es por este motivo que no podemos ver distintos tipos de altura o relieves cuando se usa el modo 7, ya que se trata de una imagen plana. Existen otros títulos muy famosos que aplicaron esta técnica gráfica, como Mario Kart y F-Zero, ambos tienen en común que lo usaron de la misma forma, a través de los diferentes circuitos para las carreras.

 

 

Algunos RPG usarían de una manera extraordinaria el modo 7 para recrear sus extensos mapas, uno de los más llamativos es Terranigma, desarrollado por la antigua Enix y lanzado en 1995. Cuando entramos en la fase de UnderWorld es realmente impresionante cómo utilizaron el modo 7 para recrear ese escenario, en aquellos tiempos a nivel visual era algo alucinante.

 

Contra III: The Alien Wars fue otro videojuego que en uno de sus escenarios usaría el modo 7, específicamente en el nivel 2, pero no lo usaría de una manera tan artísticamente visual como Terranigma, sin embargo, puede servir como base para entender cómo funciona este sistema de procesamiento de gráficos.

 

 

Es impresionante como las limitaciones en cuanto a hardware que tenían los desarrolladores en aquellos años les hacía crear cosas realmente interesantes, todo con la finalidad de demostrar lo lejos que podían llegar con tan pocos recursos, algo que con el tiempo se fue perdiendo. En la actualidad disfrutamos de gráficos casi realistas, pero casi todos los jugos usan los motores gráficos más comunes.

 

 

Las limitaciones de hardware y espacio realmente hacen volar la imaginación de los programadores para crear cosas sorprendentes, el modo 7 es una prueba de ello, a pesar de que en la actualidad se ve obsoleto, fue el inicio de la transición a lo que conocemos o definimos como el 3D en el presente.

 

 

¿Sabías de la existencia del modo 7? Dime tu opinión en la sección de comentarios