Consejos para cuidar tu PlayStation 5, Xbox Series X-S

Al momento de invertir nuestro dinero en una consola de nueva generación queremos que siempre esté totalmente operativa, ya que será nuestro centro de entretenimiento por varios años, sin embargo, no tomamos en cuenta ciertos factores los cuales pueden perjudicar su funcionamiento de un momento a otro, teniendo la necesidad de gastar un dinero en reparaciones o llegando el extremo de que su falla no tenga reparación y que tengamos que comprar una nueva consola.

Esto puede sucedernos por desconocimiento o un descuido, por lo que es importante tomar ciertas prevenciones y proteger nuestras consolas. Para poder hacer esta simple tarea te daré unos consejos muy útiles los cuales alargarán la vida de tu PlayStation 5, Xbox series X o Series S, así no tendrás que preocuparte por mandarla a servicio técnico durante varios años.

 

 

Cuídala del Polvo

El polvo o partículas de sucio son una amenaza para cualquier consola que necesite ventilación interna, ya que las salidas y entradas de aire suelen taparse, ocasionando que los componentes internos no se refresquen de manera adecuada. Lo primero que debes tomar en cuenta es el lugar donde colocas la consola, si este está muy sucio de polvo, toda esta suciedad va a ir directamente a las rendijas de ventilación, las cuales con el tiempo se van a obstruir.

 

 

Lo segundo es proteger la consola con alguna funda protectora, hay muchas de ellas en el mercado y por lo general suelen ser económicas, si puedes conseguirla de un material impermeable mucho mejor, así evitarás que alguien por accidente pueda dañarla por derramar líquido sobre la consola (Ten en cuenta que la funda se usa con la consola apagada, para encenderla debes retirarla).

 

 

Conéctala a un UPS

Hay ciertas partes del mundo donde la electricidad no es un problema, ya que es un servicio muy eficiente en todos los aspectos, sin embargo, otros no corren con esa suerte, causando múltiples cortes eléctricos sin previo aviso o inestabilidad en los voltajes. Muchos piensan que conectándola a un supresor de picos o a un protector de voltaje es suficiente, pero lo ideal es tener un UPS que pueda mantenerla encendida si hay un corte eléctrico.

 

 

Recordemos que estas consolas pueden sufrir daños severos si ocurren este tipo de situaciones con la electricidad, estos se pueden ver reflejados en el hardware interno de la consola. El UPS evitará que se apague de forma repentina si se presenta este inconveniente, así estará más protegida por un tiempo considerable.

 

 

Colócala en lugares abiertos

La ventilación es uno de los factores más importantes en las videoconsolas de última generación, debido a que sus procesadores tienden a calentarse a temperaturas alarmantes si no son bien ventilados, por lo que el espacio donde extrae y expulsa el aire debe ser abierto, si lo colocamos en un sitio encerrado, la consola estará usando el propio aire caliente que expulsa, ocasionando recalentamiento interno.

 

 

Cuando sufren altas temperaturas los procesadores no trabajan al 100%, ocasionando bajones de FPS constantes, por este motivo es importante colocarla en un sitio donde reciba aire fresco, así no sufrirá el temido Thermal Throttling.

 

 

Si sigues estos 3 simples consejos extenderás la vida útil de tu PlayStation 5, Xbox Series X o Series S, cuídalas y disfruta de su excelente rendimiento y videojuegos