¿Cómo sería el gamer actual sin la función online de los videojuegos?

¿Cómo sería el gamer actual sin la función online de los videojuegos?
5 (100%) 1 vote[s]

Jugar online en los videojuegos se ha convertido en una opción básica para muchos gamers, cada día centenares de juegos incluyen esta modalidad para poder compartir nuestras experiencias con cualquier persona alrededor del mundo, sin embargo, pensar en cómo sería este sistema de entretenimiento sin internet puede ser algo que pocas personas podrían imaginar.

Para poder pensar esto estamos obligados a evaluar cómo los gamers de vieja escuela jugaban los videojuegos, si querían jugar con otra persona necesitaban hacer una reunión, dirigirse a un lugar en concreto y colocar el juego que se pudiera pasar en cooperativo o tuviera un modo de juego competitivo.

La única manera de compartir experiencias en aquellos tiempos era esa, al igual que las salas arcade, el lugar favorito por muchos gamers debido a que podías expresar todo acerca de los videojuegos, simplemente la manera en que interactuaban los gamers era totalmente distinta, el respeto se hacía valer por tus habilidades, no por quien insultara más a otra persona.

Estos es uno de los puntos más importantes que destacar, los jugadores furiosos siempre han existido, las malas palabras y frustraciones las sufrías bien sea solo o con tus amigos, pero todo esto terminaba en buenas condiciones, sin embargo, en la actualidad se usa un lenguaje ofensivo contra personas desconocidas, haciendo que la experiencia online sea terrible por comunidades tóxicas.

A partir del año 1994 empezaría a verse de manera gradual los videojuegos online, sin embargo, en las videoconsolas aún existía el juego local, haciendo que la experiencia fuera igual a años anteriores. Es en este punto empezaron a surgir videojuegos llamados rompe amistades, uno de los más famosos eran los Mario Party, a pesar de la frustración que sentían los jugadores no llegaban al extremo de romper la amistad por un juego.

En la sexta generación de videoconsolas ya era algo normal el juego online, desde ese punto los jugadores empezaron a cambiar su comportamiento con los videojuegos, formándose las famosas comunidades toxicas que no aportan nada bueno al mundo gaming. Esto se fue extendiendo hasta la actualidad, haciendo que la mayoría de juegos online esten plagados de personas ofensivas y problemáticas.

Se han visto casos que debido a esa incontrolable frustración, jugadores de varios países realizan falsas denuncias a organismos de seguridad con el propósito de hacer pasar un mal rato a un jugador, recordemos que al estar conectado nuestro computador a internet tenemos una dirección IP, con esta cualquier persona puede rastrear nuestra ubicación, esta herramienta en las manos equivocadas puede hacernos pasar un mal momento.

Con todo lo anterior mencionado podemos dar a concluir que el online ¿es la perdición para los jugadores? Como opinión personal pienso que no, ya esto es algo de educación dentro de la familia, desde pequeño me enseñaron a respetar y tratar con educación a las personas y más cuando son desconocidas, se te puede escapar una que otra mala palabra, pero llegar al punto de desearle la muerte a alguien considero que es una actitud que se debe corregir.

Si la industria de los videojuegos no tuviera la función online no existirían tantas comunidades tóxicas, tendrías que llenarte de valor para insultar a una persona desconocida cara a cara, algunas confrontaciones posiblemente serían inevitables, pero siempre hubiera algo que frenara las malas acciones antes de que terminen en desastres, además existiera más contacto persona a persona, pero la tecnología no permitirá esto, ya que debemos avanzar con ella y ver a dónde nos lleva.

Pero esto es algo que debemos hacer con responsabilidad y siempre supervisar a los más pequeños, ya que absorben de manera muy fácil cualquier comportamiento en internet y este es el principal problema que debemos corregir como personas maduras, pero si dejamos que esto siga sucediendo el juego online seguirá evolucionando a una sociedad más tóxica e intolerable.