Ansiedad, depresión y videojuegos

Ansiedad, depresión y videojuegos
5 (100%) 1 vote[s]

Llegó el momento de hablar algo que a muchos gamers en el mundo les ha pasado en algún momento, inclusive a mí personalmente en varias ocasiones de mi vida, se trata de cómo los videojuegos pueden atacar la ansiedad y la depresión. Es un tema que puede ser complicado debido a que nos exponemos al hablar sobre nuestras debilidades, en esta ocasión lo haré bajo mi punto de vista y experiencia.

En mi vida he tenido buenos momentos donde logró objetivos a nivel personal, terminar algún curso académico o ganar el primer lugar en un torneo son ejemplos de ello, pero a pesar de esto siempre existen momentos donde la ansiedad y la depresión invaden mi mente, hundiendo mis pensamientos en una oscuridad donde al parecer no existe alguna salida.

Algunas personas tienen sus métodos para controlar estos síntomas, pero mi salida han sido los videojuegos. En esos momentos donde pienso que no me siento bien, que todo sale mal e inclusive que muchas de las personas a quienes les tengo respeto y cariño me dan la espalda tomo mi teclado y ratón y me involucro en un mundo virtual donde sé que tengo el control absoluto de todo lo que existe en él.

En mi vida gamer he jugado centenares de juegos que me han permitido controlar de manera significativa la ansiedad, pero uno de ellos sin lugar a dudas es League of Legends, en momentos donde pensé que estaba perdido emocionalmente me centré en superar mis habilidades en este MOBA (Multiplayer Online Battle Arena) y la satisfacción que me daba ganar partidas, aprender más de los ítems y subir de divisiones era algo increíble.

Sin embargo, llegas al punto en que te haces una pregunta muy importante “Si tanto me esfuerzo por superarme en este juego ¿Por qué no lo puedo hacer en la vida real?” Inmediatamente te das cuenta que puedes lograr objetivos si colocas empeño y dedicación, haciendo que tu mente se vuelva más fuerte separando la ansiedad y depresión que perturban tu mente.

Inclusive existen programadores y desarrolladoras que saben de estas situaciones y simbolizan esto a través de un videojuego, un ejemplo claro de esto es “Celeste” videojuego lanzado del género Indie el 25 de enero de 2018, en él podemos ver claramente en la historia principal como el personaje tiene ataques de ansiedad social y depresión.

La joven que controlamos llamada Madeline debe llegar a la cima de una montaña, para esto debe pasar ciertas dificultades y trampas mortales que al solo tocarlas terminarían con su sufrimiento, en varias ocasiones se encuentra con espectros los cuales son representaciones de sus miedos y angustias. El miedo al fracaso siempre estará presente en Madeline, es aquí cuando nos damos cuenta que Celeste trata de cómo combatimos contra nuestros malos pensamientos para lograr un objetivo.

Así como este videojuego existen muchos más donde abarcan distintos problemas como lo es a esquizofrenia, aceptación a la pérdida de algo, la soledad e inclusive otros tratan de ejercicios de relajación mental para poder liberar esa presión que muchos nos atormenta y poder estar aliviados de tanta carga de pensamientos que nos distraen de objetivos importantes.

A pesar de que muchos piensen que los videojuegos no son herramientas para combatir la salud mental, los científicos y estudios han demostrado lo contrario, muchos de ellos sirven como terapias para combatir la ansiedad y depresión, debido a que los videojuegos estimulan dos regiones del cerebro las cuales son muy importantes, una que se asocia a la motivación por lograr objetivos y la otra al aprendizaje y la memoria, demostrando así que sirven de gran ayuda a muchas personas alrededor del mundo.

Tampoco debemos malinterpretar que los videojuegos son la solución definitiva para este tipo de problemas, existen casos en que siempre será necesario la intervención de un profesional u otro tipo de terapias, pero es importante saber que esto a muchas personas les permite liberar esa tensión, tristeza, depresión o ansiedad.

Esta es una de las razones por las cuales amé, amo y amaré los videojuegos, varias personas pueden verlos como algo malo o simplemente ocio para perder tiempo, pero para aquellos que nos adentramos en esos mundos virtuales podemos ver una salida momentánea a la realidad, además de hacernos reflexionar todas aquellas cosas que podemos lograr siempre y cuando tengamos el entusiasmo, esfuerzo y dedicación.

Crees que los videojuegos son capaces de vencer la ansiedad y depresión en las personas? Me gustaría saber tu opinión en la caja de comentarios.