Agentes espías letales en los videojuegos

Siempre que hablamos de espías se nos viene a la mente videojuegos que están llenos de escenas donde el sigilo y la acción están presentes, donde el protagonista principal está dotado de múltiples atributos que hacen que lo conviertan en algo temible para sus enemigos, de tan solo escuchar su nombre produce pánico en ellos.

Este género de videojuego muy particular tiene sus orígenes a finales de los años 70, un juego llamado Manbiki Shounen fue el primero en implementar esta mecánica de esconderse y atacar en el momento preciso, posteriormente otros títulos como Castle Wolfenstein en ciertos niveles tendríamos que aplicar esta técnica.

Con el tiempo varios desarrolladores evolucionarían el concepto de acción y espionaje lanzando ciertos títulos que revolucionarían la jugabilidad, por ejemplo, Metal Gear de 1988 fue uno de ellos, conjuntamente con su secuela Metal Gear 2: Solid Snake de 1990. Estos dos últimos videojuegos darían las bases para desarrollar futuros juegos que conocemos en la actualidad.

Donde se pudo observar un salto impresionante de este género de juegos fue cuando llegó la época 3D a las consolas, aquí veríamos los primeros títulos en mejorar muchos aspectos, uno de ellos fue Tenchu: Stealth Assassins o también el conocido Thief: The Dark Project, solo que este último usaría la cámara en primera persona.

Es aquí cuando nacerían leyendas del mundo de acción y espionaje ganando muchos fanáticos en todo el mundo, a continuación, te mostraré algunos que fueron más relevantes en la historia de los videojuegos.

Snake – Metal Gear Solid

Metal Gear es una franquicia que tuvo su época dorada, a pesar de que existen varios agentes que llevan el nombre clave de Snake existe uno que sorprendió a la comunidad gamer en un videojuego lanzado para la consola PlayStation 1, muchos lo recuerdan como Solid Snake.

Su capacidad para analizar el entorno, excelente combate cuerpo a cuerpo y una gran maestría en manejo de armas lo convierte en uno de los espías más fulminantes, capaz de infiltrarse de una manera cautelosa en territorio enemigo sin ser detectado.

Sam Fisher – Splinter Cell

Uno de los espías más sobresalientes cuando hablamos de videojuegos, su aparición fue en el videojuego Splinter Cell, desde ese momento tendría un gran protagonismo en sus próximas secuelas, dando a entender a todos los gamers que se trata de un personaje icónico y único de la saga.

Sus técnicas de sigilo y combate son muy sobresalientes, por tal motivo perteneció a la Third Echelon que es una Agencia de Seguridad Nacional, sin embargo, ciertos acontecimientos hicieron que se volviera ex miembro de dicha agencia, desmantelando por su propia cuenta una corrupción que amenazaba al país, es así como se convertiría en fundador de la nueva NSA llamada Fourth Echelon.

Adam Jensen – Deus Ex

Muchas personas cuando pierden a su familia se sumergen a una infinita depresión, sin embargo, este no es el caso de Adam Jensen, quien tenía una excelente empresa, pero por un ataque terrorista pierde a su familia y gran parte de su cuerpo.

Pero este es cibernéticamente recuperado gracias a que aún tenía signos vitales, esto le permitió aumentar sus habilidades físicas e incrementar su resistencia, desde ese momento se convertiría en un agente especial que exterminará todo lo relacionado con el terrorismo.

Existen muchos personajes más que encajan perfectamente en este perfil, pero lo dejaré a tu criterio, si conoces algún espía o agente especial de los videojuegos puedes indicarlo en la sección de comentarios