Yoshi – Un videojuego de la NES y GB olvidado

La Famicom y la primera Game Boy fueron sistemas de entretenimiento destacables en su época, fueron consolas que ayudaron a recuperar la confianza de los usuarios después del crash de los videojuegos en 1983. En ambas se puede encontrar un extenso catálogo lleno de clásicos de excelente calidad, sin embargo, hay juegos que, por alguna razón, no lanzaron futuras secuelas para las próximas generaciones, uno de ellos es el título Yoshi.

 

Yoshi o también conocido en Europa como Yoshi & Mario es uno de esos juegos inspirados por Tetris, el cual simplemente debemos resolver un puzzle con la finalidad de obtener puntos, es decir, tratar de obtener el mayor puntaje posible en cada partida, sin embargo, tiene la peculiaridad de pertenecer al universo de Mario, por lo que encontraremos varios personajes representativos de ese mundo.

 

 

Este título fue desarrollado por Game Freak, actualmente famosos por hacer la saga de videojuegos de Pokémon, siendo este uno de los juegos que serviría para establecer relaciones con Nintendo. A pesar de ser programados por terceros, Nintendo siempre estuvo presente en cada una de las decisiones en el desarrollo, siendo Shigeru Miyamoto el que más participó en la elaboración de Yoshi.

 

 

En 1991 se lanzó de forma oficial para Japón, teniendo una recepción bastante sorpresiva por parte de los usuarios, debido a que en el primer día se vendió una sorprendente cifra de 500.000 unidades, un número bastante atractivo para esa época, sin embargo, meses después que fue lanzado en occidente no tuvo la misma suerte, debido a la crítica en esa región que catalogó el juego de repetitivo y aburrido.

 

 

La jugabilidad y mecánica en Yoshi es sencilla, debemos formar huevos los cuales caerán en dos partes, al momento de unirlas dará origen a un Yoshi, sin embargo, tendremos a ciertos enemigos que nos dificultarán esta tarea, para poder eliminarlos debemos formar pares iguales, de esa forma se desintegran. Todo lo anterior mencionado está formado por bloques, estos van cayendo en cuatro columnas, las cuales podemos modificar gracias a Mario que se encuentra en la parte inferior.

 

 

Al principio ciertamente el juego es muy atractivo y llamativo, pero a medida que te adaptas a él se vuelve un poco repetitivo, a pesar de esto, este primer título serviría como base para la creación varias secuelas, mejorando varios aspectos técnicos, pero por alguna razón Nintendo rechazó esta posibilidad, algo que Game Freak tuvo las intenciones de hacer para la Super Nintendo, pero quedó totalmente en el olvido.

 

A los años Nintendo decidió rescatar de su antigua biblioteca este videojuego, agregándolo al sistema de consola virtual de la Nintendo Wii, posteriormente en la Nintendo 3DS y por último en la Nintendo Switch, pero al igual que en el pasado en occidente casi ningún jugador decide jugarlo, además que nuevamente la crítica se encarga de destruir el poco encanto que tiene.

 

 

Yoshi no es un mal videojuego, para el momento en que fue desarrollado existían peores títulos. Hubiera sido excelente que Game Freak en la era de 16 bits desarrollara una secuela, mejorando los gráficos, agregando más contenido, entre otras cosas, pero ya el pasado no se puede cambiar.

 

 

¿Alguna vez has jugado el videojuego Yoshi? Dime tu opinión en la sección de comentarios