El origen de Link de la saga The Legend of Zelda

En la industria de los videojuegos existen muchos personajes icónicos que han logrado tener una enorme trayectoria con el pasar de los años, esto ha hecho que muchos gamers se conviertan en fans de dichos juegos gracias a la empatía que sienten con ellos, como ejemplo podemos traer a Kratos de la saga God of War o al fontanero Mario, cada uno posee su distintiva personalidad, sin embargo, hay uno que causa mucha curiosidad por diversos factores, Link.

 

 

Link como muchos gamers ya saben, pertenece al universo de The Legend of Zelda, una saga de videojuegos que tiene su origen a mediados de los 80, desde entonces se han publicado diversos títulos que se han podido ver en todas las generaciones de videoconsolas de la compañía Nintendo, permitiendo que múltiples jugadores pudieran experimentar con este personaje por más de 3 décadas.

 

 

Esto lo convierte en un icono importante dentro de los videojuegos, pero los jugadores más recientes aún no comprenden el origen y la razón de su nombre, esto se puede explicar observando cómo fue diseñado su primer título para la Famicom y posteriormente para la NES, así comprenderemos la esencia de su nombre.

 

 

Cuando Shigeru Miyamoto empezó con el desarrollo de este videojuego, lo primero que pasó por su mente fue el sentido de exploración que puede tener un jugador, esto se le ocurrió porque cuando era niño le gustaba adentrarse en los bosques, imaginando que entraba a calabozos y a lugares desconocidos en su pueblo natal, bajo este concepto diseñaría un videojuego, sin embargo, este era muy distinto al que conocemos actualmente.

 

 

Al principio, el argumento del juego se basaría en viajes en el tiempo, donde un guerrero debía encontrar 3 piezas electrónicas que al juntarlas tendrían un gran poder, para poder hallarlas necesitaba de ciertos instrumentos que le permitían viajar entre diferentes épocas, con la finalidad de enfrentar a un ser poderoso, es por este motivo que a este personaje se le dio el nombre de Link, ya que era el enlace entre las distintas épocas del tiempo (esto sirvió como inspiración al momento de colocar el nombre de la tercera entrega de la saga llamada A Link to the Past).

 

 

Sin embargo, debido a las limitaciones técnicas de la consola en aquellos años, muchos de estos aspectos fueron descartados, pero las bases del juego seguían siendo las mismas, la exploración continua y encontrar tres artefactos poderosos, los cuales los conocemos actualmente como “La Trifuerza”, además el nombre de Link quedaría igual, debido a que Miyamoto quiso dar a entender que este personaje sería la conexión entre el jugador y el mundo fantástico del videojuego.

 

 

Por esta razón, Link es un personaje que carece de personalidad, ya que somos nosotros quien se la damos, inclusive podemos cambiar su nombre por cualquiera que queramos, y el hecho que no hable hace que tengamos una conexión mucho más fuerte con él, esto lo convierte en uno de los personajes más interesantes de la industria de los videojuegos.

 

 

Si no hubiese sido por las limitaciones técnicas de la Famicom, posiblemente The Legend of Zelda sería un videojuego totalmente distinto al que conocemos, fuese interesante poder ver cómo sería ese mundo cibernético que Miyamoto deseaba crear, pero la realidad es que desarrolló uno de los títulos más importantes de la historia, que desembocó en una enorme cascada llena de excelentes videojuegos que podemos disfrutar en la actualidad.

 

 

¿Sabías el origen de Link de la saga The Legend of Zelda? Dime tu opinión en la sección de comentarios