Resident Evil 2 de Nintendo 64 – El port que creían imposible

Resident Evil es una de las franquicias de videojuegos más exitosas que aún podemos disfrutar en la actualidad. Su primer título pudimos disfrutarlo en el año 1996 en varias plataformas, rápidamente se popularizó gracias a diferentes factores, uno de ellos fue al Survival Horror tan peculiar, pero fue gracias a este buen comienzo que Capcom decidió lanzar una secuela la cual fue lanzada en 1998 con el nombre de Resident Evil 2.

 

 

Fue una gran sorpresa para muchos ver que este juego venía en una presentación de dos discos, cada uno representaba los sucesos de los personajes principales, esto daba a entender que se trataba de un videojuego que ocupaba un espacio considerable, aproximadamente 1.2 Gb, algo que para la época era muy resaltante.

 

 

Plataformas como PlayStation, Sega Saturn o PC no tuvieron ningún problema con respecto a su espacio, sin embargo, muchos consideraban imposible jugar este videojuego en una consola llamada Nintendo 64, la razón principal era por el poco almacenamiento que tenían sus cartuchos, sin embargo, a finales del año 1999 todos los gamers quedaron sorprendidos al ver este videojuego totalmente jugable a través de un cartucho de la N64.

 

 

Antes del lanzamiento de Resident Evil 2 en la Nintendo 64 hubo un enorme trabajo por parte de una empresa desarrolladora, ya que se tuvo que comprimir el juego de una forma increíble para poder llevar de 1.2 Gb a tan solo 64 Mb, los responsables de esta labor fueron los integrantes de Angel Studios, los mismos creadores de Midtown Madness, Midnight Club, entre otros juegos.

 

 

¿Cómo fue posible esto? Lo primero que tomaron en cuenta para reducir de una manera significativa su espacio fueron los videos, tuvieron que bajar su resolución y reescalarla, reduciendo sus FPS de 30 a 15, sin embargo, gracias al hardware de la Nintendo 64 y la frecuencia en que trabajaban los televisores antiguos se podía observar un buen resultado, todo esto se hizo con la finalidad de comprimir todos los videos en un espacio asignado de 24 Mb, algo que en la actualidad es sencillo de hacer gracias a los diferentes códec de compresión de video que existen.

 

 

Solo quedaban 40 Mb de espacio disponible para poder introducir el contenido jugable de Leon y Claire, para poder realizar esta tarea se tuvo que realizar nuevas texturas de los personajes y enemigos, como también bajar la resolución de los escenarios pre-renderizados, esta es una de las razones del porqué en la Nintendo 64 se veía un poco borroso el entorno de los niveles comparado con la PlayStation, sin embargo, el antialiasing y la Expansion Pak de la N64 le dieron un mejor aspecto a los modelados en 3D.

 

 

El sonido y la música también tuvo su modificación para poder reducirla y que ocupara menos espacio, para esto se usó una herramienta de desarrollo llamada MusyX la cual permitía tomar los sonidos y músicas, y pasarlas a un formato MIDI, pero con la peculiaridad de no perder calidad. El resultado fue fantástico, algo casi imprescindible para la mayoría de jugadores.

 

 

Lo impactante en todo este proceso es que no quitaron ningún contenido del juego original, conservando hasta el más mínimo detalle, más bien agregaron un contenido adicional (X-files) que dieron a conocer diferentes acontecimientos futuros videojuegos de la franquicia como por ejemplo Code: Verónica.

 

 

En casi 1 año Angel Studio en colaboración con Factor 5 y Capcom pudieron lograr lo que muchos consideraron imposible, poder comprimir un juego a su mínima expresión para poder colocarlo en un cartucho de Nintendo 64, uno de los mejores port que se han creado en la historia. Esto debería de ser el ejemplo para muchas desarrolladoras en la actualidad, que tienen infinidades de herramientas para poder hacer un port y salen con una cantidad de errores que decepcionan a la comunidad.

 

 

Resident Evil 2 de Nintendo 64 es sin lugar a dudas una obra maestra de distintas técnicas de un pequeño grupo de desarrolladores, poder llevar 1.2 GB de un juego con videos, música y un extenso mundo a unos 64 Mb sin quitar ningún tipo de contenido fue una de las cosas más impresionantes que se pudo ver a finales de los años 90, esta es la razón del porqué es uno de los cartuchos más especiales de esta franquicia y de la N64.

 

 

¿Sabías de la existencia de este cartucho de Resident Evil 2? Dime tu opinión en la sección de comentarios