Videojuegos que destruyeron compañías desarrolladoras

Rate this post

Existen videojuegos que debido a lo innovadores y adictivos que fueron, impulsaron al éxito a sus compañías desarrolladoras, convirtiéndolas en eminencias en dicha industria, pero también está el caso de que el videojuego puede representar el fin para la compañía, perdiendo el respeto de la comunidad gamer o en el peor de los casos, que caiga en bancarrota.

Las causas de que un videojuego llegue a tal extremo pueden ser muy variadas, entre las más comunes podemos encontrar inviabilidad a nivel económico, es decir, su costo de producción no fue recuperado en las ventas, o también un juego mal desarrollado en distintos aspectos causando que la reputación de la compañía decaiga a niveles catastróficos.

Estos acontecimientos han permitido evolucionar de cierta forma a las compañías encargadas de desarrollar videojuegos, evaluando los errores que cometieron otras, para así garantizar una mejor experiencia al usuario final, aunque en la actualidad todavía existen algunas que cometen fallos que comprometen de cierta manera su reputación.

A continuación, te mostraré algunos videojuegos que causaron bancarrotas o bajaron la reputación de sus compañías desarrolladoras.

Lair – Factor 5

En la actualidad nadie se acuerda de la pequeña compañía Factor 5, sin embargo, fue muy relevante entre los años 90 y 2000. Factor 5 realizó juegos impresionantes, entre ellos se encuentran Super Turrican o los Star Wars: Rogue Squadron lanzados para Nintendo 64 y GameCube.

Su especialidad sin duda alguna eran los juegos shooter, por lo que no tendrían ningún problema en desarrollar cualquier videojuego relacionado con este género, sin embargo, su último título llamado Lair lanzado en el 2007 para la PS3 bajó su reputación a un nivel espantoso, debido a la terrible jugabilidad que tenía este videojuego por tratar de innovar con la tecnología Sixaxis del control de PlayStation 3.

Tomb Raider: The Angel of Darkness – Core Design

Core Design fue una compañía fundada en 1988, pero que tendría un gran protagonismo en los videojuegos en la era del 3D, con videojuegos como Fighting Force o principalmente por uno de sus mejores éxitos llamado Tomb Raider. Este último tendría varias secuelas que fueron muy exitosas en la primera PlayStation.

Al llegar la PlayStation 2 Core Design deseaba que su franquicia de Tomb Raider llegara a otro nivel en su próxima secuela llamada The Angel of Darkness, pero las cosas no les salieron del todo bien. Debido a diferentes problemas internos en la compañía este videojuego tuvo percances en su desarrollo, los cuales no pudieron ser corregidos por falta de tiempo, teniendo como resultado final un videojuego de muy baja calidad, bajando la reputación de la compañía hasta el punto de desaparecer de la industria.

Daikatana – Ion Storm

Ion Storm fue fundada por uno de los desarrolladores más emblemáticos de los videojuegos de antaño, John Romero, que debido a ciertas diferencias en ID Software se iría a formar su propia compañía, garantizando a sus fans a través de una enorme campaña de publicidad, que haría uno de los mejores FPS de la historia el cual se llamó Daikatana.

Daikatana fue uno de los grandes desastres comerciales en la industria de los videojuegos, antes de ser lanzado se estimaban aproximadamente más de 2 millones de copias vendidas, sin embargo, la realidad fue otra, vendiendo tan solo 40.000 unidades, una cifra que dejó a la compañía en números rojos. Esto trajo como consecuencia el cierre de diferentes sucursales e inclusive la salida de John Romero de su propia compañía.

Estos fueron algunos videojuegos que representaron una destrucción para sus compañías desarrolladoras, demostrando que, a pesar de ser excelentes, no pudieron brillar a través de cierto juego, y todo sabemos que la industria de los videojuegos no perdona, ocasionando una muerte inevitable con el tiempo de estas compañías.

¿Conoces algún otro videojuego que arruinó a una compañía desarrolladora? Indícalo a través de la sección de comentarios y tu opinión al respecto.