V.Flash – La consola diseñada para niños

Desde que se empezaron a diseñar consolas de videojuegos y máquinas arcade a inicios de los años 70 siempre se ha intentado llamar la atención de todo tipo de público, siendo los que más se adentraban a este mundo los adultos-jóvenes, sin embargo, hay cierto sector que siempre ha sido un poco complicado abarcar y es el de los niños, por tal motivo, múltiples desarrolladores desde cierto momento se dedicaron a realizar juegos didácticos en múltiples sistemas, como también plataformas destinadas a este rango de edad, una de esas consolas fue la V.Flash.

 

La V.Flash es un sistema poco conocido dentro el mundo de los videojuegos debido a su público objetivo en esta industria, el cual era niños que tuvieran más de 5 años, además salió en un momento en donde otras consolas como la Nintendo Wii (su mayor competencia) tenían ese territorio totalmente apoderado, sin embargo, esta idea de crear una consola para dicho público proviene gracias a su antecesora, la V.Smile.

 

 

VTech fue la empresa responsable de fabricar y desarrollar la V.Flash, lanzándola al mercado en el año 2007. Usa el CD-ROM para poder ejecutar los videojuegos, algo bastante justificable, ya que todos sus juegos eran del estilo educativo, sin embargo, su formato era de 12 cm de diámetro, es decir, eran más pequeños que un disco normal, estos venían recubiertos con un plástico (para protegerlos de rayaduras) con una pequeña abertura la cual servía para que el lector pudiera leerlos, un diseño muy similar al UMD de la Sony PSP.

 

 

Uno de los principales problemas que se enfrentó la V.Flash fue el desarrollo de juegos. Como método de marketing debían usar licencias de franquicias reconocidas, de esta forma llamarían la atención de los niños, padres y representantes, esto tuvo como consecuencia una fuerte inversión por parte de la empresa desarrolladora, obteniendo permisos para usar a varias franquicias como Cars, las princesas de Disney, Shrek, SpongeBob, Spiderman, entre otros.

 

 

A simple vista parece una consola atractiva para los niños, pero como se mencionó anteriormente, en ese momento ya existían otras que abarcaban ese mercado, un excelente ejemplo es la Nintendo Wii. Esto tuvo una gran consecuencia en las ventas de la V.Flash, llegando por poco a las 26.000 unidades, si a esto le sumamos el pago que hicieron a diferentes franquicias para sus juegos, el resultado fue terrible para la empresa VTech, recuperando apenas un 5% de la inversión.

 

 

Al pasar los años esta consola quedó en el olvido, convirtiéndose en una reliquia para los coleccionistas, pero debido a sus bajas ventas que tuvo en el pasado, su precio es altamente cotizado en el mercado, ya que no se consigue con facilidad, si eres una de las personas que busca adquirir una de estas consolas debes preparar muy bien tu billetera.

 

 

La V.Flash fue en su momento un sistema interesante para los más pequeños del hogar, sin embargo, le tocó una generación donde ya ese mercado estaba tomado por otras compañías, causando que quede marcada como uno de los peores fracasos de la historia de los videojuegos.

 

 

¿Conocías a la V.Flash? Dime tu opinión en la sección de comentarios