The Legend of Zelda y El Bolero de Ravel

Rate this post

The Legend of Zelda, uno de los juegos que marcó a una enorme cantidad de jugadores en antaño y que formó el comienzo de una de las franquicias más reconocidas del mundo de los videojuegos, con una excelente jugabilidad, muchos secretos, enemigos y un gran mundo el cual debía ser explorado, todas estas características eran realmente sobresalientes en su primer título, pero una de las cosas que más perduró en el tiempo fue sin lugar a dudas el tema musical, el cual ha trascendido en todas las generaciones de los gamers.

 

Dicho tema a estado presente en prácticamente todos los videojuegos de la saga, el cual fue mejorando gracias la actualización de chips de sonido, inclusive grandes orquestas han tocado esta excelente melodía, tanto en eventos oficiales de Nintendo como también en otros, sin embargo, en el pasado esto estuvo a punto de ser diferente, es decir, la música principal del juego sería totalmente distinta.

 

 

Shigeru Miyamoto desde que se le trazó en su mente la idea de crear a The Legend of Zelda siempre tuvo en su mente una melodía, la cual le agradaba para este tipo de aventura, se trataba de El Bolero de Ravel, un bolero muy famoso que fue compuesto por Maurice Ravel y estrenado en noviembre de 1928. Este ha sido usado en varias películas en la historia y estuvo a punto de ser usado como tema principal para el videojuego de Miyamoto.

 

 

Pero cuando ya estaba todo listo para incorporar la melodía en el juego, Miyamoto se encontró con un enorme problema, El Bolero de Ravel no podía ser usado debido a derechos de autor, ya que en Japón las canciones pasan a ser de dominio público una vez se cumplan 50 años de la muerte de su autor, esto se iba a cumplir un mes después de la fecha prometida del lanzamiento del juego, algo que Miyamoto no estaba dispuesto a que sucediera.

 

 

Fue así como tomó su último recurso, solicitar los servicios de Koji Kondo para que compusiera la música principal del juego prácticamente de un día a otro, un reto que no cualquier compositor está dispuesto a cumplir, sin embargo, Koji Kondo decidió hacerlo. Cuando culminó su trabajo lo mostró con un pequeño gameplay a Miyamoto, a pesar de que no estaba convencido al 100% no le quedó más remedio que aceptar el trabajo debido a que el juego ya tenía que ser lanzado.

 

 

Esto da a entender que la melodía inmortal del mundo de los videojuegos casi no existe, pero el tiempo y el destino hicieron de las suyas, gracias a esto podemos disfrutar una de las mejores canciones del mundo de Nintendo, la cual apenas es escuchada automáticamente traslada al jugador a cualquiera de sus videojuegos, por tal motivo es considerada una de las mejores composiciones de Koji Kondo.

 

 

De esta forma fue que se originó la famosa melodía de The Legend of Zelda, ¿Crees que si hubiera salido este juego con El Bolero de Ravel lo recordaríamos de la misma manera? Dime tu opinión en la sección de comentarios.