Secuelas espirituales de los videojuegos

Cuando un videojuego tiene éxito entre las empresas y comunidades gamers es casi seguro que vendrá una secuela del mismo, asegurando a la compañía distribuidora y desarrolladora más beneficios en muchos aspectos, pero también diversión para aquellos seguidores que esperan con entusiasmo la continuación de la fantástica historia.

Sin embargo, hay veces que el desarrollador principal del videojuego deja la empresa, esto trae como consecuencia que no exista una secuela del juego o que la misma sea un completo desastre, también suele pasar que el videojuego no tuvo mucho apoyo por parte de la comunidad, pero no quiere decir que es malo, simplemente no vio la luz que merecía.

Esto hace que muchos desarrolladores deseen hacer continuaciones de sus obras maestras, pero por derechos de la compañía distribuidora no pueden tener el mismo nombre, por tal motivo deciden hacer lo que conocemos como secuelas espirituales las cuales son sucesiones de videojuegos que comparten similitudes, pero con nombres y personajes diferentes.

Bajo este concepto se han creado varios videojuegos, uno de ellos lanzado recientemente es el conocido Mighty No. 9 el cual es una secuela espiritual de Megaman, según su creador compartía muchas similitudes con el reconocido héroe azul, aunque para muchos de sus jugadores fue una decepción, es un claro ejemplo del concepto el cual estamos abarcando.

Existen otros videojuegos que podemos ver claramente que se trata de una secuela espiritual, hoy te traeré 3 de ellos los cuales tuvieron un impacto muy notable en la comunidad debido a que se trataban de continuaciones espirituales de juegos que resaltaron dentro del mundo gamer.

Bioshock

Antes que existiera este videojuego el equipo programador trabajó en uno que muchos jugadores de la vieja escuela recordarán, se trata de System Shock 2, un FPS que alucinó a muchos en el año 1999. A pesar de ser un excelente juego no llenó las expectativas de ventas de la compañía Electronics Arts, por lo que descartó una secuela la cual preparaban los desarrolladores.

Fue así como años más tarde el equipo estudió por completo los defectos y mejoras que podían aplicarle a System Shock, creando uno de los juegos más relevantes y sorprendentes en el 2007, Bioshock. De esta forma se creó una secuela espiritual que se convirtió en un éxito dentro del mundo de los videojuegos.

Yooka-Laylee

Rareware en sus tiempos dorados fue una de las compañías con una lista de videojuegos realmente increíble, uno de ellos dejó recuerdos que posiblemente nunca serán borrados de aquellos jugadores que tuvieron una Nintendo 64, me refiero a Banjo Kazooie, un videojuego de plataformas 3D con una jugabilidad y gráficos realmente increíbles para la época de los 90.

Con los años muchos jugadores deseaban poder jugar una secuela de dicho juego, Microsoft les ofreció una, pero no tenía nada que ver el antiguo videojuego. Al tiempo los desarrolladores de Banjo Kazooie empezarían una campaña de Kickstarter con la finalidad de crear una secuela espiritual del recordado oso y pajarraco, su nombre sería Yooka-Laylee.

A pesar de tener una mala crítica por ciertas empresas y portales este videojuego traslada de manera exacta todo lo relacionado con el mundo de Banjo Kazooie, dando el toque de nostalgia exacto a todos aquellos jugadores que pudieron experimentar esa fabulosa aventura hace más de 2 décadas.

Bloodstained: Ritual of the Night

El universo de Castlevania es sagrado para muchos de sus seguidores, muchos de sus videojuegos son aclamados ya que tiene un argumento, personajes, música y muchas cosas más realmente asombrosas, uno de ellos fue Castlevania: Symphony of the Night, un juego que marcó una generación completa y dio un nuevo punto de vista a la saga.

Por mucho tiempo las personas que jugaron este videojuego deseaban una segunda parte, pero por cuestiones del destino los principales desarrolladores que realizaron este juego ya no se encontraban en Konami, empresa que tiene los derechos sobre Castlevania, pero esto no detendría las intenciones de estas personas, dando como resultado uno de los juegos más esperados del 2019, lo nombraron Bloodstained: Ritual of the Night.

Bloodstained comparte demasiadas cosas de Castlevania: Symphony of the Night, se puede comprobar con tan solo escuchar la música, movimientos del personaje y muchas cosas más, pero mejorando muchos aspectos de su antecesor, convirtiéndolo en una obra maestra la cual muchos jugadores (incluyéndome) siguen disfrutando en la actualidad.

Las secuelas espirituales nunca dejarán de existir ya que son la manera de seguir las ideas que tuvieron los desarrolladores en su momento, pero no pudieron salir a la luz, por motivos legales tienen la necesidad de continuarlas con otros nombres, personajes y argumentos. A pesar de este detalle siguen dándole la esperanza a muchos jugadores de revivir los recuerdos de sus juegos favoritos.

¿Conoces alguna otra secuencia espiritual de los videojuegos? Dime tu opinión y experiencia en la caja de comentarios.