¿Por qué Sega fracasó en el desarrollo de videoconsolas?

Actualmente SEGA es reconocida como una compañía desarrolladora de videojuegos para diferentes plataformas, es decir, podemos encontrarla en PC, Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox one e inclusive en consolas de las anteriores generaciones, es por eso que es considerada una de las empresas con más videojuegos realizados.

Pero dicha compañía no es ni la sombra de lo que era en antaño, ya que no solo desarrollaba videojuegos, también tenía su imperio en máquinas arcade y videoconsolas, sin embargo, varias decisiones y un mal manejo de la compañía la llevaron a tener la necesidad de abandonar el desarrollo de videoconsolas.

Con los años muchos gamers se preguntan ¿Qué le sucedió a Sega? Para poder responder debemos de evaluar ciertos aspectos que llevaron a esta gran compañía al fracaso, por tal motivo vamos a retroceder el tiempo y situarnos a principios de los años 80, cuando dicha compañía empezaría a realizar consolas.

Sega empezó con la SG-1000, una consola muy interesante que tuvo varias revisiones, siendo la última la SG-1000 Mark III. En aquellos tiempos solo estaban abarcado el mercado japonés, hasta que llegó una compañía que les hizo cambiar de opinión, esta fue Nintendo, la cual lanzaría su producto al mercado occidental.

En ese momento se dieron cuenta de que necesitaban lanzar sus productos en dicho continente, de esta forma nacería Sega de América, la cual tomaría las decisiones de marketing en los países adyacentes, sin embargo, esto le traería consecuencias a Sega Japón en un futuro, pero es algo que no vieron venir.

Con el tiempo estas dos sucursales tenían una especie de rivalidad, ya que Sega Japón no le gustaba el marketing que aplicaba Sega de América, a pesar de que vendía muy bien, iba contra sus principios. Esto llevó con el tiempo que ambas sucursales trabajaran de manera independiente, un gran error, ya que se trataba de una sola compañía.

En occidente se diseñaron diferentes hardware sin consentimiento de Sega Japón, saturando el mercado de nuevas cosas las cuales no tendrían éxito, entre ellas podemos recordar a la Mega-CD o el famoso 32X, dando comienzo a una época de derrumbe y que llevaría consecuencias a la siguiente generación de consolas.

Paralelamente Sega siempre estuvo con buenas ganancias gracias a las máquinas arcade, era una de sus mejores fuentes de ingresos, recordemos que esta compañía era la pionera en demostrar el potencial en muchos aspectos como los gráficos gracias a las máquinas recreativas, razón por la cual siempre tenían un presupuesto moderado para sus futuros proyectos.

Después del gran éxito de la Sega Mega Drive / Genesis y a la vez el desastre con sus periféricos adicionales, se empezó a desarrollar la nueva consola que tenía como nombre clave “Saturn”, al principio se tenía pensado realizar una plataforma perfecta que ejecutara videojuegos en 2D con el máximo potencial, pero una compañía les hizo cambiar de opinión, esta fue Sony con la PlayStation.

Cuando Sony mostró su demo técnica del T-Rex Sega entendió que no podía quedarse atrás, ya que sería aplastado de manera abrupta por la nueva consola de la competencia, pero ya tenían adelantado gran parte de la arquitectura de su proyecto “Saturn” por lo que decidieron implementar un procesador paralelo para poder darle más potencia a su consola y de esta forma poder ejecutar videojuegos en 3D.

El detalle con el doble procesador es que hacía muy complicado la programación para esta plataforma, sin embargo, ellos no le prestaron atención a este apartado técnico, pensando que las compañías desarrolladoras estarían siempre de su parte para lanzar juegos en su nueva plataforma, pero fue todo lo contrario.

Finalmente, se lanzó la Sega Saturn, un mes antes que la Sony PlayStation en Japón, dicho país recibió de muy buena forma a esta consola, sin embargo, el mercado fuerte estaba en occidente, quienes no vieron con buenos ojos a la Saturn por varios motivos, el principal de ellos fue el precio el cual era de 400 dólares, algo muy elevado teniendo en cuenta que Sony ofrecía su producto en 300 dólares.

Otro factor que ayudó a sepultar la Sega Saturn fueron sus juegos, como se mencionó anteriormente, programar en dicha consola era algo muy complicado, por tal motivo muchas desarrolladoras se fueron al lado de Sony, debido a que su consola era muy amigable a la hora de programar, los únicos que sabían aprovechar el máximo potencial de la Saturn era la propia Sega.

Ya para el año 1997 Sony tenía dominado todo el mercado occidental, Sega de América ya no tenía nada con qué contestar, paralelamente en Japón estaban haciendo caso omiso a lo que acontece en occidente por la guerra entre sucursales, además que las ventas de la Saturn en dicho país eran superiores que en el resto del mundo.

En 1998 Sega lanzaría su último intento por dominar el mercado, con una consola que tenía un poder y una potencia increíble para la época, se trató se la Sega Dreamcast. En este punto muchos no tienen claro cómo fue posible que Sega fracasó con una consola tan increíble como la Dreamcast, el problema se remonta por sus absurdas decisiones que realizaron en el pasado.

El hecho de invertir dinero en realizar periféricos que no eran necesarios como la Mega-CD o la 32X hizo que los gamers o consumidores que creían en dicha compañía se olvidaran de ella, optando por comprar una consola de una compañía más sólida que les ofrecieran un enorme catálogo y un futuro próspero en cuanto a tecnología.

Sumado al fracaso de la Saturn haría que la Dreamcast naciera muerta. Después de que la compañía quedara en números rojos, no pudieron hacer más nada que dejar de fabricar consolas e introducirse como desarrolladora de videojuegos, para las compañías que tenían más dinero en esos tiempos, Sony y Microsoft.

Sega es uno de los ejemplos de cómo los gigantes pueden caer en la industria de los videojuegos, si tal vez sus sucursales hubiesen trabajado en equipo, ahorrar capital para mejores proyectos y entregar consolas realmente sólidas como lo fue la Sega Mega Drive / Genesis y Dreamcast aun existieran consolas nuevas de esta compañía, pero el pasado ya no se puede cambiar.