Pioneer LaserActive – Un monstruo de videoconsola

En los años 90 muchas compañías crearon una gran variedad de videoconsolas, algunas fueron realmente sorprendentes con un excelente catálogo, otras innovaron en muchos aspectos pero pasaron por desapercibidas. Sin embargo, hubo una compañía que quiso ir más lejos, ofreciendo al público un centro multimedia capaz de ejecutar diferentes consolas, esto lo hizo la empresa Pioneer con la LaserActive.

La Pioneer LaserActive fue lanzada en 1993 como un centro de entretenimiento el cual podía reproducir LaserDisc, Karaoke y a su vez una multiconsola de Sega Genesis y TurboGrafx, estas funciones las podía realizar a través de unos módulos los cuales se vendían por separado, estos fueron llamados PACs y podían ser removibles debido a que la consola solo tenía un Slot para poder colocarle el PAC.

Una de las funciones que más llamaba la atención de esta consola era su unidad de LaserDisc, se trata de un disco compacto que tenía un diámetro de 30 centímetros. Fue el primer sistema de almacenamiento de este tipo el cual se creó en los años 70, superando al VHS e inclusive la calidad del CD y DVD, sin embargo, su extravagante tamaño lo hacía muy costoso, haciendo que el disco compacto sea más popular.

Por alguna razón Pioneer decidió colocarle esta tecnología a su consola, impulsando a ciertas desarrolladoras a lanzar juegos en este formato los cuales actualmente se consideran muy raros y difícil de conseguir debido a que en su momento muy pocas personas adquirieron esta videoconsola.

Pero no solo podía leer discos en formato LaserDiscs, también tenía la capacidad de reproducir Compact Disc, esto hacía que pudieses escuchar música o ver películas en ese formato, abriendo una alta gama de compatibilidad y opciones a elegir en el mercado.

Como se mencionó anteriormente esta consola podía ejecutar cartuchos de SEGA Génesis y TurboGrafx a través de unos módulos llamados PAC, estos venían con los puertos para colocarles los controles de la consola correspondiente y a su vez con la ranura para poder insertar los juegos, permitiéndote disfrutar de ambas consolas en un solo sistema.

Dependiendo del PAC que introducimos en la consola cambiaría sus funciones, por ejemplo, gracias al SEGA PAC podíamos jugar todos los videojuegos de SEGA CD, estos podían venir en dos formatos, los normales que eran presentados en Compact Disc o en el formato LaserDisc.

Lo mismo pasaba con el NEC PAC o también llamado TurboGrafx PAC, el menú de la pantalla principal de la consola cambiaba, indicándote que podías introducir juegos de PC-Engine igualmente en ambos formatos, esto era algo que para su época era impresionante.

Por otra parte, el Karaoke PAC como su nombre lo indica era un módulo que permitía a la consola usar los discos llamados LaserKaraoke, a pesar de que esta función no tiene nada que ver con videojuegos forma parte de la esencia de la Pioneer LaserActive.

Otro de sus módulos que hacían de esta consola interesante era el Computer Interface PAC, con él podíamos programar y desarrollar diversas funciones a través de un puerto paralelo el cual era compatible con las computadoras Apple Macintosh o las IBM.

Como accesorio adicional podíamos encontrar a los LaserActive 3-D Goggles, recordemos que el 3D siempre estuvo presente en diferentes industrias y los videojuegos no se quedarían atrás, estas gafas te permitían ver un aspecto distinto a ciertos juegos en formato LaserDisc, además eran compatibles con el SEGA PAC.

De seguro te estarás preguntando, ¿Por qué esta consola fracasó? A pesar de lo excelente y apetecible que era la Pioneer LaserActive no era para nada barata, su precio sin los módulos era de 1000 dólares, algo que para algunas personas era inaccesible, además los módulos tenían un precio de 600 dólares, es decir la consola más el PAC de SEGA y TurboGrafx te daban un total de 2200 dólares, y si deseabas el set completo debías gastarte 3000 dólares, una locura.

Esto causó que la mayoría de personas pasaran de ella, debido a que salía más económico comprar 2 o 3 videoconsolas por separado, causando que las ventas de la Pioneer LaserActive fueran pocas, en tres años que tuvo de vida solo se vendieron 420.000 unidades, esto explica porqué actualmente es considerada una consola rara de ver y difícil de conseguir.

Ciertamente fue una consola muy ambiciosa con un gran potencial de dominar el mercado, sus módulos y capacidad de reproducir LaserDisc y Compact Disc la hacía única, pero su elevado costo no permitió ver la luz que merecía, esto enseñó a las compañías de videojuegos que siempre se debe pensar en el bolsillo del usuario.