Mew y su curioso origen en la saga Pokémon

Pokémon es una de las franquicias más reconocidas por la mayoría de jugadores en todo el mundo, la cual abarca diferentes industrias como la de juguetes, cómics, ropa, entre otras, pero donde ha tenido más relevancia es en los videojuegos. Desde que fueron lanzados los primeros títulos llamados Red y Blue nacieron un sinfín de especulaciones referentes a los Pokémon, una de ellas era la aparición de Mew.

 

 

En el momento que fueron desarrollados los juegos Pokémon Red y Blue no se tenía planificado la introducción de este monstruo, ya que el juego cuando estaba totalmente finalizado ocupaba toda la memoria de los cartuchos de la época, sin embargo, cuando al código se le pasó un depurador para reducir un poco su tamaño, quedando apenas unos 300 bytes libres, algo que el programador Shigeki Morimoto aprovecharía.

 

 

Morimoto conjuntamente con la participación de otros programadores decidieron incluir a Mew como un Pokémon secreto, el cual se podía usar en cualquier momento. Este no afectaría la historia ni la jugabilidad dentro del juego, ya que no estaba destinado a aparecer de forma oficial, sin embargo, ciertos hechos cambiaron el rumbo de la historia de este pequeño Pokémon, convirtiéndose en unos de los más populares.

 

 

Satoshi Tajiri (presidente de Game Freak) decide usar un manga muy famoso llamado CoroCoro Comic presentando a Mew, con la finalidad de realizar un experimento y ver la reacción de las personas, para esto se diseñó de forma limitada cartas de colección de dicho Pokémon las cuales serían repartidas en varios tomos. Para sorpresa de Tajiri esto daría comienzo a una bola de nieve indetenible.

 

 

Todos hablaban de este Pokémon misterioso, especulando la posibilidad de poder conseguirlo en los cartuchos, esto era la intención de Tajiri, que los jugadores llegaran a formular rumores e historias sobre Mew. Fue así como el 15 de abril de ese mismo año se anunció el primer evento especial para obtener a este Pokémon, el cual consistía en una competición entre entrenadores. Aquí repartieron dicho monstruo a los 151 mejores participantes.

 

 

En aquellos tiempos para poder activar a Mew se debía entregar el cartucho del juego a un representante oficial de Nintendo, él introducía el juego en un kit de desarrollo y a través de ciertos códigos activaba a Mew, de esta forma lo tendrías en tu inventario Pokémon. Muchas personas al ver que Mew era una realidad dentro del juego empezaron una travesía para conseguirlo, consiguiendo formas muy curiosas para poder adquirirlo.

 

 

Uno de los métodos más famosos de conseguir a Mew en Pokémon era a través de un glitch, el cual consistía en hacer ciertos pasos de manera exacta, si el jugador lograba hacerlos podía conseguir a Mew sin la necesidad de un evento oficial por parte de Nintendo, la única desventaja de conseguirlo de esta forma era que no se podía transferir de un cartucho a otro. También por medio de cartuchos de códigos como el Action Replay te permitían desbloquear a este monstruo.

 

 

Es increíble como un pequeño código de 300 bytes puede hacer que una multitud de personas se unan entre sí para dar origen a diversas cosas, en este caso encontrar un pequeño Pokémon el cual fue muy relevante en la historia de los videojuegos. Actualmente existen personas que siguen buscando la forma de obtenerlo en versiones más recientes del juego, esto da a entender que Mew ha sido unos de los Pokémon más deseados por muchos de los jugadores de esta franquicia.

 

 

¿Sabías el origen de este Pokémon? Dime tu opinión en la sección de comentarios