Leapster2 – Una de las consolas portátiles menos vendida

Hay empresas dentro de la industria de los videojuegos que simplemente desarrollan títulos para el entretenimiento de los gamers, estos juegos son por lo general los más famosos entre los jugadores, por su alta demanda en servidores de descarga como steam u otras plataformas, sin embargo, existen juegos o consolas que tienen un objetivo diferente, educar a los más pequeños del hogar. Si hacemos un repaso en la historia podemos encontrar diferentes sistemas que cumplen con este propósito, pero en esta ocasión recordaremos a un soldado caído, el cual es considerado una de las consolas portátiles peores vendidas en la historia, se trata de la Leapster2.

 

LeapFrog fue la empresa encargada del desarrollo de esta consola portátil, anunciada en el 2008 como la sucesora de la Leapster, siendo exactamente el mismo hardware, pero le agregaron un puerto USB, el cual permitía cierta interacción con el computador. Además, le agregaron una ranura con un puerto SD, este servía para poder ejecutar juegos descargados, como también para el intercambio de archivos.

 

 

Como se mencionó en un principio, la Leapster2 fue un sistema orientado para niños y jóvenes, con diversos juegos del género educacional. Recibió bastante apoyo por parte de diversas desarrolladoras, debido a que era compatible con el primer modelo que se lanzó en el 2003, teniendo un catálogo de 60 juegos, entre los cuales el más vendido fue de un personaje muy conocido, SpongeBob SquarePants Saves the Day, pero podemos encontrar a otros personajes animados como Ratatouille, Scooby-Doo o Spider-Man.

 

 

Una de las cosas que más llamaba la atención de la Leapster2 era su pantalla táctil, permitiendo una excelente interacción con el usuario, además de tener la facilidad de tomar acciones dentro de los juegos de una forma sencilla. De momento la Leapster2 aparenta ser una muy buena consola con un público objetivo muy fácil de abarcar, entonces, ¿Por qué fracasó?

 

 

La primera Leapster fue una consola portátil muy bien recibida por la mayoría de padres y representantes, esto tuvo como resultado que se vendieran 500.000 unidades, una cifra para nada despreciable, sin embargo, esta fama colapsó por completo a la Leapster2, debido a que no ofrecía nada bueno y eran los mismos juegos de su antecesora, esto causó que diferentes distribuidores prefirieran seguir vendiendo la primera versión y pasar por completo de la secuela.

 

 

Debido a esto la Leapster2 tan solo vendió 500 unidades, una cifra extremadamente baja, dicho suceso motivó a la empresa cancelar la producción de la consola, quedando como uno de los fracasos más grandes de los videojuegos. Poder conseguir una Leapster2 en la actualidad es algo casi imposible, por tal motivo sus precios son realmente costosos, ya que se trata de un artículo con pocas unidades existentes.

 

 

La Leapster2 simplemente se trató de una actualización de su antecesora, pero esto fue el principal problema que la llevó al fracaso, quizás si se hubiera desarrollado otra consola con un hardware distinto, pero con el mismo público objetivo, la historia sería distinta, pero ya el pasado no se puede cambiar, quedando sepultada como uno de los peores fracasos.

 

 

¿Sabías de la existencia de la Leapster2? Dime tu opinión en la sección de comentarios.