La primera edición coleccionista en los videojuegos

En el mercado de los videojuegos desde cierto momento han estado presentes las ediciones especiales que traen extras coleccionables, convirtiéndolas en piezas muy deseadas por muchos jugadores. Por lo general dichas versiones son más costosas por su contenido, además de lanzar unidades de forma limitada, haciendo que su valor con el tiempo sea mayor, sin embargo, hay algo que muy pocas personas conocen, cuál fue el primer videojuego en venderse en una edición de coleccionista.

 

Las ediciones de coleccionista se empezaron a popularizar concretamente desde la séptima generación de consolas, donde la PlayStation 3, Xbox 360 y Wii lanzaron varios títulos con ediciones especiales, los cuales tenían cajas distintas o contenido adicional que sus ediciones normales no tenían. En la PlayStation 3 podemos encontrar Gran Turismo 5 – Signature Edition, que sirve perfectamente como ejemplo demostrativo.

 

 

Sin embargo, todas estas ediciones están muy lejos de ser las pioneras en este término, ya que si vemos un poco en generaciones pasadas encontraremos ediciones que cumplen perfectamente el objetivo, una de las más famosas fue en la primera PlayStation y uno de sus icónicos juegos, que tuvo una versión llamada Metal Gear Solid Premium Package, una de las versiones de coleccionista más querida por la comunidad de videojuegos.

 

 

Dicho juego muchos lo consideran como el primero en ser una edición especial, sin embargo, la historia demuestra lo contrario. Vamos a ubicarnos en la era de los 16 bits, donde existió una de las guerras más grandes de esta industria, entre Sega y Nintendo, aquí podemos encontrar cosas interesantes, sobre todo por parte de Nintendo, ya que la SNES tenía varios títulos con contenido extra.

 

 

Entre todos esos títulos existe uno muy famoso, específicamente The Legend of Zelda: A Link to the Past Gold pack, título de la región PAL que solo fue distribuido en Suecia y que tiene la peculiaridad de tener una guía oficial en su interior, algo que lo hace único entre todas las versiones de dicho juego, esto hace parecer que fue el primer videojuego en ser edición de coleccionista ¿o no?

 

 

Por apenas 1 mes este título casi se lleva la medalla de oro al ser el primero de su clase, es decir, por ser una edición diferente al resto. El videojuego que quedó marcado en la historia por ser el primero en este aspecto fue Street Fighter 2 Turbo, uno de los juegos más famosos de los años 90, que en su momento su distribuidora Capcom lanzó una edición limitada para los amantes de este juego.

 

 

Dicha versión era prácticamente igual a la normal en contenido, la diferencia era su caja, en vez de ser cartón estaba fabricada de metal, con el nombre grabado del juego en la parte frontal. Actualmente se puede conseguir en el mercado con cierta facilidad, pero su precio varía dependiendo del estado del metal, esto hace que su coste esté comprendido entre los 200 a 300 dólares.

 

 

Es impresionante como un videojuego de 1992 se convirtió en el primer título en ser una edición de coleccionista, a pesar de que en aquellos años no se llamaba de esa forma, cumple perfectamente con los estándares de la actualidad, una entrega limitada con cambios en su presentación que eleva su precio con los años debido a sus finitas y pocas unidades distribuidas.

 

 

¿Sabías que Street Fighter 2 Turbo en su presentación metálica fue el primer videojuego en ser una edición de coleccionista?