La caída y renacimiento de Nintendo en los videojuegos

Nintendo es una de las compañías con más trayectoria en el área de los videojuegos que ha sobrevivido por muchos años en la industria, ofreciendo a diferentes generaciones juegos y consolas increíbles, las cuales marcaron la infancia y juventud de una enorme cantidad de gamers que disfrutaron una de las mejores experiencias en todos estos años.

A pesar de ser una compañía exitosa, tuvo sus pequeños percances debido a una mala toma de decisiones, las cuales tendrían sus consecuencias en una de las épocas más oscuras de Nintendo, sin embargo, gracias a estos errores entendieron cómo desarrollar mejor sus ideas sin perder el rumbo de sus videojuegos.

En antaño, las consolas Nintendo Entertainment System (NES), Super Nintendo (SNES) y Game Boy fueron las estrellas indiscutibles entre los años 1985 y 1994, considerado por muchos como la época dorada de la compañía, gracias a los excelentes videojuegos y una serie de innovaciones que llamaban la atención de múltiples usuarios en todo el mundo.

En la quinta generación de las consolas se empezaría a notar un pequeño tropiezo en la compañía, una nueva competencia entraría en escena, Sony con su PlayStation, ofreciendo la innovación de jugar videojuegos con unidades de CD-ROM sin periféricos adicionales, permitiendo a las desarrolladoras muchas facilidades a la hora de programar un videojuego.

Pero, por parte de Nintendo las cosas serían diferentes, ellos alegaban que no necesitaban incorporar esta tecnología a su consola, debido a que era muy propensa a la piratería que, en aquellos años, estaba presente a la vuelta de la esquina, por lo que tomaron la decisión de tomar los cartuchos intercambiables como sistema de almacenamiento para sus juegos.

Esto tenía sus ventajas y desventajas. El nivel de carga era realmente rápido, pero la programación en ellos era algo complicado, esto conllevó a que las third-party developers no le dieran mucho apoyo, por tales motivos la Nintendo 64 tendría un catálogo muy reducido el cual no pasaría de 400 títulos.

Si comparamos las ventas entre la Nintendo 64 y la primera PlayStation fue una aplastante derrota para la consola de Nintendo. Uno de los motivos principales fue lo anteriormente mencionado, los cartuchos, gracias a esto la compañía se dio cuenta de que era una tecnología muy costosa, por lo que en su próxima consola usarían los CD.

Empezaría la sexta generación en el año 1998 con la Sega Dreamcast, demostrando un poder increíble con los 128 Bits. Esto alarmó a muchas compañías, teniendo la obligación de demostrar en sus próximas consolas que darían batalla a la poderosa Dreamcast. Por parte de Sony lanzaría su PlayStation 2 que cumpliría las expectativas de sus fans.

Nintendo en cierta parte se sintió presionada debido a que muchos de sus fans pedían una consola potente en esta generación, fue así como se colocaron manos a la obra y crearon la consola más potente que existió al momento de su lanzamiento, la Nintendo GameCube.

Pero nuevamente las decisiones de Nintendo al momento de diseñar esta consola fueron algo erróneas, la principal de ellas fue usar Mini Disc. Estos tenían la capacidad de usar 1.6 Gb de almacenamiento, si lo comparamos con los DVD, que eran prácticamente el triple, se quedaron nuevamente atrás con respecto a la tecnología de la competencia.

Otras de las cosas que no incluyeron en la GameCube es un sistema multimedia, función que podía hacer perfectamente gracias a sus especificaciones técnicas. Muchas personas pueden alegar que esto no importa, pero realmente es una de las cosas que está presente en todas las consolas de la actualidad, dando a entender que cada función dentro de un sistema suma interés en las personas.

La GameCube demostró un potencial increíble en sus videojuegos, demostrando un nivel de procesamiento que la competencia no podía llegar, sin embargo, nuevamente se quedó sin el apoyo de las third-party developers por el uso del minidisc, debido a su reducido espacio.

Lamentablemente esta consola representó para Nintendo una pérdida muy significativa. Al momento de su lanzamiento estimaban vender una cantidad de 50 millones de consolas, pero la realidad fue otra, teniendo un total de 21 millones de ventas, si las comparamos nuevamente con su competencia, Sony PlayStation 2, que tuvo más de 160 millones de ventas, la convirtieron en una absoluta derrota.

En el desarrollo de la GameCube existieron varias ideas las cuales serían usadas en el próximo intento de la compañía, dejando a un lado el poder gráfico para enfocarse más en la jugabilidad, dando como resultado una de las consolas más exitosas de la compañía, la Nintendo Wii.

A diferencia de las dos anteriores generaciones esta se convertiría en la número uno en ventas, usando una estrategia muy arriesgada, debido a que su competencia estaba innovando en el aspecto gráfico, mientras que la Wii abarcó a varios tipos de gamer gracias a su control el cual se llevó todo el protagonismo.

Una de las cosas que permitió a Nintendo poder mantenerse en los videojuegos en sus tiempos complicados fueron sus consolas portátiles, estas siempre han tenido muy buenas ventas. Además, gracias a esto Nintendo se inspiró en hacer una consola híbrida, comenzando con el prototipo llamado Wii U y finalmente con su versión mejorada llamada Nintendo Switch.

De momento Nintendo goza de una excelente popularidad gracias a su última videoconsola, ahora solo nos queda esperar para ver que nos prepara el futuro, esperemos que siempre esté presente para ofrecernos variedad entre las diferentes compañías de videojuegos.

¿Cómo crees que será el futuro de Nintendo? Dime tu opinión en la sección de comentarios.