Halloween – El videojuego de la Atari 2600 con un triste destino

A inicio de los años 80 existieron muchos desarrolladores que quisieron unirse a la fiebre de los videojuegos, debido a que en ese momento empresas como Atari estaban haciendo cantidades millonarias de dinero. Algunos de los juegos lanzados tuvieron un enorme éxito, sin embargo, no todos corrieron con esa suerte, siendo fracasos comerciales por diferentes motivos, uno de ellos fue Halloween de la Atari 2600.

 

 

Como su nombre lo indica, este videojuego fue inspirado en la película de 1978, siendo uno de los primeros títulos en aprovechar la fama de una cinta cinematográfica para recrear un videojuego. Los responsables de crear este juego fueron los desarrolladores Tim Martin y Robert Barber, consiguiendo la distribución para la Atari 2600 gracias a la empresa Wizard Video, la cual era la encargada de distribuir películas de serie B como por ejemplo The Texas Chainsaw Massacre.

 

 

A pesar de que este videojuego tiene el mismo nombre de la película no tiene muchos elementos en común, lo único que tiene es el hecho de tener un asesino con un cuchillo y la música de la película que suena al momento de aparecer dicho personaje, aquí no veremos ninguno de los personajes de la cinta cinematográfica.

 

 

La mecánica del juego era simple, debíamos de controlar a una niñera y salvar a los niños que aparecen en pantalla, si nos alcanza el asesino del cuchillo nos cortaría la cabeza y saldría una enorme mancha de sangre, en aquellos tiempos esto alarmó a muchas comunidades, como también a los padres y representantes, alegando que los videojuegos no deberían tener este tipo de violencia (si tan solo pudieran viajar al futuro).

 

 

Esto conllevó a que las ventas del videojuego fueran muy bajas, las diferentes tiendas tenían el temor de ser demandadas por colocar dicho título en sus vitrinas, ocasionando que solo se vendiera bajo pedido. Esto causaría grandes pérdidas para la empresa Wizard Video Games, teniendo en cuenta que su anterior videojuego para la Atari 2600 llamado The Texas Chainsaw Massacre tendría el mismo destino, ambas pérdidas llevarían a la bancarrota a dicha distribuidora.

 

 

Para ahorrar costes de producción muchos de los cartuchos de Halloween no tenían etiqueta, solo una pegatina con el nombre en marcador, es por tal motivo que los cartuchos de dicho videojuego suelen verse con esta característica, algo muy parecido a los crepypastas de una enorme cantidad de juegos que se encuentran por internet.

 

 

En la actualidad es uno de los videojuegos más costosos de coleccionar del catálogo de la Atari 2600, su principal razón es lo escaso que fueron sus unidades, ya que la mayoría fueron destruidas por los motivos anteriormente expuestos, los pocos que sobrevivieron se vendieron bajo perfil, esto hace que ver un cartucho de estos sea una completa rareza.

 

 

La última subasta que se llegó hacer de la caja de Halloween para la Atari 2600 sin el juego, ni manuales, llegó a una cantidad impresionante de 1124 dólares, una cifra algo absurda, pero hay que tener en cuenta que es un artículo de colección que muchos están dispuestos a pagar con tan solo de tener una pieza tan extraña en su colección de videojuegos.

 

 

Es triste ver como un videojuego por críticas algo “destructivas” llegó a un final el cual no se merecía, así como le pasó a Halloween de la Atari 2600 les ha sucedido a muchos videojuegos con el paso de los años, sin embargo, aquellas personas que tuvieron la dicha de conservar algunos de estos títulos en la actualidad tienen un artículo de alto valor el cual muchas personas están dispuestas a pagar cantidades bastante generosas por tan solo tenerlo en sus manos.

 

 

¿Conocías la historia del videojuego Halloween para la Atari 2600? Dime tu opinión en la sección de comentarios.