El videojuego de Nintendo que ocasionó lesiones en jugadores

El videojuego de Nintendo que ocasionó lesiones en jugadores
5 (100%) 1 vote[s]

Todos los jugadores de videojuegos estamos propensos a sufrir lesiones en nuestro cuerpo bien sea por mal posicionamiento de nuestra columna, movimientos repetitivos o malos movimientos en nuestra muñeca y articulaciones de las manos, por lo que siempre debemos estar precavidos si somos gamers con muchas horas de juego.

Algunos diseños de controles pueden acelerar el proceso de una lesión, bien sea por materiales de baja calidad u otras razones. Hubo una compañía que probablemente nadie pensaría que le sucedió esto en antaño con uno de sus videojuegos más famosos, se trata de la veterana Nintendo.

A mediados de los años 90 en la guerra de las videoconsolas existieron muchos juegos y accesorios para ver quien se llevaba el trono del 3D, en este aspecto todos sabemos que la ganadora fue la PlayStation, sin embargo, la Nintendo 64 fue una consola que a pesar de sus pequeños errores llenó de diversión a muchos de los jugadores de antaño.

Algo que nunca fue de agrado para los usuarios que pudieron experimentar y jugar con ella fue el stick analógico, debido a que este era de muy mala calidad, al tiempo de uso se deterioraba sus piezas internas, causando que el funcionamiento del mismo se fuera degradando llegando al punto de quedar totalmente inutilizable.

De todo el catálogo de la Nintendo 64 hubo un videojuego que era capaz de destruir el stick en cuestión de semanas, haciendo que jugar con él se volviera algo terrible, se trata del primer Mario Party, un videojuego el cual consistía en un juego de mesa lleno de minijuegos los cuales nos permitían ganar monedas y estrellas.

En la mayoría de sus minijuegos necesitabas hacer movimientos rotatorios con el stick analógico, mientras más rápido lo hacías tenías muchas posibilidades de ganar, por lo que elegir la técnica adecuada para sacar el máximo potencial era requerido, sin embargo, pasaría algo que Nintendo jamás se imaginaría, trayéndole graves consecuencias.

Muchos de sus jugadores utilizaban movimientos muy bruscos con la palma de la mano, ocasionando constantes roces entre la piel y el stick analógico de la videoconsola, esto llevó como consecuencia ampollas y rompimiento de la primera capa de la piel, todo a causa de la mala calidad que tenía el control.

A pesar de que Mario Party tuvo excelentes ventas, las denuncias por partes de padres y representantes no cesaban de llegar, esto llevó a Nintendo a realizar ciertas medidas debido a que no podían dejar por desapercibido estos problemas. La solución más rápida fue dar una indemnización a las personas afectadas para así cubrir los gastos por los daños causados.

A partir de ese momento Nintendo entendería que para posteriores títulos de la saga no podía incluir minijuegos que tuvieran este tipo de movimientos para el stick analógico, por otra parte, lanzarían al mercado un guante el cual protegía el dedo pulgar y la palma de la mano, recomendándolo a los jugadores de Mario Party.

Es así como un mal diseño de un control combinado con un videojuego puede causar lesiones en los jugadores, pero gracias a estos errores las compañías de esta industria toman medidas para que en un futuro esto no vuelva a pasar, mejorando la calidad de sus artefactos.

¿Alguna vez te lesionaste jugando algún videojuego? Dime tu experiencia en la caja de comentarios.