El origen del videojuego Resident Evil 4

Resident Evil es una de las franquicias más relevantes del mundo de los videojuegos, desde su primer título lanzado en 1996 en la PlayStation y Sega Saturn marcó a múltiples generaciones debido a su terror y suspenso el cual se fue transmitiendo en sus futuras secuelas.

Su fórmula era excelente, acertijos por todas partes, enemigos aterradores, antagonistas muy bien diseñados, y una historia muy bien realizada hicieron que sus primeras entregas se convirtieran en referencias para muchas compañías en un futuro, además de ser los videojuegos favoritos de muchos de sus fans.

Resident Evil 3: Nemesis conjuntamente con Resident Evil Code: Verónica fueron los últimos juegos en usar la jugabilidad clásica, pero mejorando ciertos aspectos de la primera entrega, por ejemplo, Jill en Resident Evil 3: Nemesis podía esquivar ataques letales, pero una de sus secuelas cambiaría por completo la franquicia, Resident Evil 4.

Para llegar al resultado final de Resident Evil 4 no fue fácil, en primer lugar, el videojuego ya no sería dirigido por el creador principal de la saga llamado Shinji Mikami, en su lugar le dio la responsabilidad a Hideki Kamiya, quien tenía ideas muy buenas las cuales cambiaría ciertas cosas de la trilogía original.

Entre esas cosas se encontraba cambiar la cámara del juego y que tuviera más acción, pero sin perder la esencia original del juego, además el personaje principal ya no sería un humano normal como las anteriores entregas, en este caso tendría poderes sobrenaturales y lucharía contra demonios.

A Shinji Mikami le pareció que estas ideas eran geniales, pero las descartó para hacer una secuela de Resident Evil, sin embargo, las usaron para crear otro videojuego el cual se convertiría en otro éxito para CAPCOM, fue así como nació Devil May Cry.

Luego de estos acontecimientos, Shinji Mikami se enfocaría en la creación del nuevo Resident Evil 4, empezando a demostrar sus ideas a través de un tráiler donde se reveló que el protagonista sería Leon S. Kennedy, también se puede observar que el ambiente sería un poco diferente a las anteriores entregas.

Tiempo después mostrarían una demo técnica de cómo sería el videojuego, en ese momento tuvieron varios inconvenientes con los desarrolladores y los fans de la saga debido a que el juego no tenía nada que ver con las entregas anteriores, parecía más una versión de Silent Hill ya que estaba inclinado más hacia el psicoterror.

Sin embargo, en esta demo técnica se pudo ver las intenciones de cambiar la clásica cámara fija, cambiándola por diferentes ángulos los cuales serían usados en futuras entregas. Pero todo este trabajo sería descartado y se crearía nuevamente el videojuego desde cero, con la ventaja de que tenían el modelo del protagonista casi completo.

Finalmente llegaría el momento de mostrar todo lo que tenían preparado para el lanzamiento de Resident Evil 4, de entrada, se podía detallar que la cámara de juego siempre estaba ubicada al hombro del personaje principal, esto era algo muy novedoso en esos años, tanto así que otros juegos usarían este tipo de cámara como por ejemplo Gear of War.

Los Fantasmas que se vieron en la demo técnica fueron sustituidos por personas las cuales estaban infectadas por un virus, esto tenía algo de sentido para la franquicia ya que siempre se habla de algún virus, aparte de tener un mapeado mucho más grande abriendo muchas posibilidades con respecto a la jugabilidad.

Desde ese momento Resident Evil 4 se convirtió en un éxito total, saliendo en un total de 14 sistemas, sin embargo, muchos de los fanáticos de la franquicia sienten un cierto rencor hacia este juego debido a que desde ese momento la saga tomaría otro camino, convirtiéndolo en un juego de acción dejando el terror en el olvido.

¿Qué piensas de Resident Evil 4? Dime tu opinión en la sección de comentarios