El origen de los Shiny Pokémon

Existen muchos tipos de entrenadores Pokémon, algunos simplemente desean tener un equipo fuerte para poder completar la liga, otros tienen como objetivo capturarlos a todos y completar la Pokédex, pero entre ellos existen algunos que se dedican a capturar ciertos Pokémon raros o extraños de ver, los cuales se han convertido con el tiempo en una adicción por obtenerlos, se trata de los Shiny Pokémon.

 

Como se mencionó anteriormente este tipo de Pokémon es extraño de ver, se trata de una especie con una variación genética la cual produce un cambio de color, es decir, se trata de una criatura con las mismas propiedades con respecto a su ataque, defensa y apariencia a los Pokémon originales, pero solo cambia la paleta de colores, esto lo convierte en rarezas dentro de cada uno de los videojuegos de la franquicia.

 

 

El origen de los Shiny Pokémon se remonta en la segunda generación, gracias a los colores que se mostraban en la pantalla de la Game Boy Color, los desarrolladores quisieron agregarle un pequeño secreto que fue asombroso en aquellos tiempos, una variación dentro de la paleta de los colores en el Pokémon, algo que muy pocos entrenadores pudieron encontrar, sin embargo, en la aventura se puede capturar a un ejemplar de ellos, dando origen a diferentes teorías sobre este tipo de monstruos, el Gyarados Rojo.

 

 

Al aparecer este Pokémon hace un brillo resplandeciente, además de tener un color rojo intenso, muy diferente al Gyarados azul. Cuando se logra capturar se le asigna una estrella en la Pokédex, indicando que se trata de un ejemplar especial, es aquí cuando el jugador deduce que existen variantes de los Pokémon existentes en el juego, sin embargo, es una tarea muy complicada, ya que la posibilidad de encontrar un monstruo de estas características es de 1 entre 8192, es decir, hay un 0.0122% de probabilidades, un número muy reducido.

 

 

Uno de los Shiny Pokémon más comunes en esa generación fue Shiny Ditto, el cual era de color azul y de un brillo intenso, al igual que el Gyarados Rojo este Pokémon fue el causante de que muchos entrenadores supieran de la existencia de estos ejemplares. A pesar de que en la segunda generación se originaron los Shiny, en ese momento no se le conocían con ese nombre, fueron los propios jugadores quienes los nombraron de esa manera.

 

 

Fue en la quinta generación donde oficialmente a través de Pokémon Black y White se les concedió el nombre de Shiny Pokémon, y como es de esperarse en dichos juegos tienen una muy alta relevancia. Esto hizo que más jugadores se motivaran a capturar a esta rara especie, como también a la apertura de distintos mercados gracias a la conectividad de internet que ya tenía la Nintendo DS.

 

 

Debido a lo asombroso, raro y llamativo que son estos Pokémon, multitud de entrenadores pasan centenares de horas buscando sus monstruos favoritos para formar el equipo perfecto, esto es algo muy sorprendente al momento de ver todos sus Shiny Pokémon en un torneo, algo que es admirable por tanta dedicación en poder capturarlos.

 

 

¿Alguna vez has capturado algún Shiny Pokémon? Dime tu opinión sobre esta rara especie en la sección de comentarios