El curioso origen de Street Fighter EX

Una de las sagas más antiguas que ha sobrevivido el paso de los años en la industria de los videojuegos es sin lugar a dudas Street Fighter, desde 1986 ha visto pasar todas las generaciones de arcades y consolas con sus diferentes entregas. Capcom ha sido la responsable de desarrollar sus diferentes títulos, sin embargo, existieron algunos juegos que, a pesar de estar licenciados por esta compañía, no tuvieron nada que ver en su desarrollo, uno de ellos es Street Fighter EX.

 

Street Fighter EX en el momento que fue lanzado al mercado (1996) fue considerado un juego algo diferente de la franquicia de Street Fighter, debido a que fue el primero en implementar los gráficos 3D y agregar personajes que nunca se habían visto en la saga, además de mantener hasta cierto punto la jugabilidad que siempre ha caracterizado este videojuego. Pero todo esto no fue una casualidad, de hecho, tiene una pequeña historia que pocos conocen.

 

 

En las empresas siempre hay empleados que los expulsan o simplemente se van por diferentes desacuerdos, en Capcom ha pasado varias veces, en los 90 hubo un puñado de personas que se fueron de dicha compañía, varios de ellos se reunieron y decidieron formar una desarrolladora de videojuegos, siendo fundada por Akira Nishitani, uno de los principales programadores de Street Fighter II.

 

 

Fue así como en 1996 se dio a conocer el nombre de Arika, varios programadores de Capcom se sintieron atraídos por ella y decidieron por voluntad propia ir a trabajar para dicha compañía. Meses después de fundar Arika su fundador decide contactar a Capcom, con la finalidad de ofrecer su compañía como grupo externo de apoyo, es decir, quedarían como compañía desarrolladora de títulos en los cuales Capcom necesitara ayuda.

 

 

La oferta fue muy tentadora para Capcom debido a que en Arika había gente con mucha experiencia en videojuegos, fue así como aceptaron la ayuda de esta compañía y le encargaron una tarea que no se esperaban, realizar el desarrollo de un nuevo Street Fighter con la condición de que no se pareciese en nada al proyecto que ya venían trabajando (Street Fighter III).

 

 

Arika tenía toda la libertad con respecto al desarrollo del nuevo título, por lo que evaluaron varias opciones hasta que finalmente decidieron hacer el videojuego en un entorno 3D, algo que Capcom no había hecho en ninguna de las entregas pasadas, además diseñaron otros personajes ajenos a la saga de Street Fighter, dando como resultado un título de excelente calidad al cual titularon Street Fighter EX.

 

 

Capcom se asombró del resultado de SF EX, aprobándolo para el lanzamiento en máquinas arcade en 1996 y posteriormente se lanzó para la PlayStation, consola que garantizó muy buenas ventas. Motivado al éxito que tuvo el juego, Capcom aprobó una secuela, Street Fighter EX 2, la cual se lanzó en 1998 tanto para Arcade y PlayStation, superando por varios aspectos a su primera versión.

 

 

Akira desarrolló un último título de la saga SF llamado Street Fighter EX 3 de forma exclusiva para la PlayStation 2, sin embargo, este juego no fue muy bien recibido como los dos anteriores por diversos factores, fue aquí cuando Capcom decidió darle punto y final a la saga EX, ya que consideró que no le generarían las ganancias que esperaban con futuras entregas.

 

 

Fue así como se originó un Street Fighter que no fue hecho directamente por Capcom, sino por una compañía externa que hizo un excelente trabajo. Existen otros juegos que se originaron de una manera muy similar a SF EX, seguramente los conocerás en un futuro post.

¿Conocías el origen de Street Fighter EX? Dime tu opinión en la sección de comentarios