Diddy Kong Racing y su origen en los videojuegos

A mediados de los años 90 el 3D se estaba convirtiendo en toda una tendencia en los videojuegos, muchos desarrolladores estaban realizando diferentes pruebas en distintos géneros de juegos, entre ellos podemos encontrar plataformas, fighting, aventuras o carreras, este último mencionado tuvo muchos títulos interesantes, uno de ellos fue Diddy Kong Racing.

 

 

Este videojuego en sus inicios de desarrollo no era ni la sombra de su producto final, debido a que en su creación se realizaron varias ideas que fueron descartadas con el tiempo. Todo empezó cuando Rareware terminó con el desarrollo de Killer Instinct 2 de arcade, tenían dos ideas clave para un futuro juego, una de ellas era crear un videojuego de carreras.

 

 

En ese momento ya estaba entre los títulos de Nintendo 64 el famoso Mario Kart 64, Rare deseaba que su videojuego no fuese igual a este, es así como empezarían a proyectar todas las ideas para diferenciarlo a gran escala, de esta forma nació la idea de hacerlo con un modo aventura el cual permitiese al jugador explorar cada rincón del juego.

 

 

La idea que fuese como una aventura surgió de varios desarrolladores al ver diversas imágenes del castillo de Disney World, se tomaría el hecho de que el jugador debía dirigirse a la carrera como si fuera una atracción, de esta forma los clásicos menú de selección de circuitos no los usarían, esta primera beta del juego fue llamada Wild Cartoon Kingdom.

 

 

De manera progresiva el videojuego de carreras fue evolucionando y adquiriendo nueva forma, pasando a llamarse Pro Am 64, este nombre se le dio debido a que este juego se convertiría en una continuación de un título llamado R.C. Pro-Am lanzado en la consola NES en 1988. En este videojuego los vehículos serían muy similares al del videojuego Re-Volt, es decir, carritos manejados por control remoto.

 

 

Sin embargo, algo cambiaría nuevamente el juego de carreras, Rareware había prometido un juego triple A para las navidades del año 97, este iba a ser Banjo Kazooie, pero el mismo tuvo un retraso y sería lanzado en el año 98, Rare pensó en usar a Pro Am 64, pero este juego no estaría a la altura de un título triple A, fue aquí cuando se le ocurrió la idea de hacer un videojuego de carreras que tuviera un personaje llamativo, al compañero de Donkey Kong llamado Diddy Kong.

 

 

Lo único que necesitaban era la aprobación de Nintendo para así comenzar a reunir todas las piezas y realizar el juego, algo que lograron sin problema, ya que en aquellos tiempos Nintendo tenía muy buenas relaciones con Rareware. Es aquí cuando el nombre del juego fue cambiado a Diddy Kong Racing.

 

 

Al tener la idea principal del juego se empezaría a realizar todo de manera más sencilla, integraron a personajes que eran destinado en futuros juegos como Banjo y Conker, e implementaron otros tipos de vehículos, con la finalidad de aumentar la jugabilidad y que no solo fuese un simple juegos de carreras de karts.

 

 

Finalmente se dio a conocer el proyecto que tuvo más de 1 año en crearse en noviembre de 1997 para la Nintendo 64, logrando una cantidad de 800.000 mil ventas en tan solo 2 semanas y vendiendo un total de 4 millones de unidades en todo el mundo, un éxito que pudo lograr una compañía talentosa como la Rareware de los 90.