Coleco Telstar Arcade – El triangulo de los videojuegos

Siempre que hacemos una retrospectiva al pasado nos damos cuenta que existieron muchas consolas las cuales fueron totalmente desapercibida por múltiples factores, como por ejemplo malas ventas, un marketing espantoso, entre otras. Lo bueno de poder observarlas en el presente es que nos permite ver en qué influyó en el área gaming hasta evolucionar en lo que hoy conocemos.

Coleco fue una de las desarrolladoras que entre los años 70 y 80 que lanzó al mercado un grupo de videoconsolas las cuales de cierta manera influyeron en la evolución de los videojuegos, una de las más famosas fue la ColecoVision ya que tuvo una considerable suma de 6 millones de unidades vendidas.

Sin embargo, antes de la ColecoVision esta empresa lanzó varias videoconsolas las cuales fueron conocidas como las “Telstar”. Coleco empezó su producción desde el año 1976 lanzando varios modelos los cuales cada uno presentaban algunas mejoras en la jugabilidad, la que es considerada actualmente como rara y olvidada es la Coleco Telstar Arcade.

La Telstar Arcade fue lanzada en el año 1977 como la videoconsola más avanzada de la serie Telstar debido a su diversidad con respecto a la jugabilidad. Esta consola tenía forma de triángulo y en cada lado se podía apreciar controles los cuales definirían la manera en que podíamos jugar los diferentes títulos que ofrecían los desarrolladores.

En el lado «A» podemos encontrar los clásicos controles del videojuego Pong los cuales estaban presentes en las anteriores Telstar, gracias a estos se podían jugar ciertos videojuegos los cuales tuvieran una jugabilidad similar a Pong, teniendo la posibilidad de jugar hasta dos jugadores de manera simultánea.

En el lado «B» o también conocido como Quick Draw tenía un revólver el cual nos permitía jugar distintos títulos al estilo Shooter, muy similares a Duck Hunt (el clásico juego donde debíamos disparar a unos patos y el perro se burlaba de nosotros si no acertábamos). Ciertamente este lado de la videoconsola cambiaba drásticamente la manera de jugar que conservaba la saga de Telstar.

Por último, tenemos el lado «C» también conocido con el nombre de Road Race era el más llamativo de todos, contenía un volante y una palanca de cambios, indicando claramente que se trataba de un control para juegos de automóviles, esto era algo muy avanzado para la fecha de su lanzamiento ya que ninguna consola te ofrecía de manera nativa un control de estas características.

Para la Coleco Telstar Arcade se lanzaron 4 cartuchos, cada uno de ellos contenía 3 juegos los cuales se jugaban con cada lado de la videoconsola, estos tenían forma triangular conservando el aspecto estético del sistema, además de ser programados bajo el chip de Tecnología MOS MPS-7600-00x el cual tenía una capacidad de 512 de ROM.

Todo apuntaba que se trataba de una videoconsola realmente sorprendente con una jugabilidad única en su momento, pero, ¿Por qué fracasó en el mercado? Paralelamente a la Telstar Arcade se lanzaría una de las consolas más exitosas del mercado llamada Atari 2600, opacándola por completo debido al enorme catálogo de juegos que se desarrollaban para ella.

Además, las desarrolladoras no se interesaban en programar videojuegos para la Telstar Arcade por políticas de Coleco, esto hacía que los consumidores optaran por otra consola. Esto se considera algo lamentable ya que gracias a sus controles tenía la posibilidad de desarrollar excelentes videojuegos convirtiendola en una opción para los videojugadores muy apetecible.

A pesar de ser un fracaso comercial no deja de ser una videoconsola interesante y muy avanzada para su época, sus distintos modos de juegos hacen que se convierta en un centro de entretenimiento bastante agradable. Si tan solo hubiese tenido más videojuegos y un poco más de marketing tal vez su historia hubiese sido diferente, pero este aspecto ya es imposible de cambiar, quedando como una consola olvidada y desconocida en la actualidad.