Sonic Blast Man – El videojuego que podía lesionar tu puño

En la época de los 90 se observaron muchas arcades las cuales algunas fueron muy innovadoras en ciertos aspectos, algunas eran casi imposible jugar en ellas debido a que siempre estaban repletas de personas esperando su turno, otras se encontraban solas por los años que pasaron y las volvieron algo obsoletas.

Taito, una compañía desarrolladora de videojuegos, diseñó varias máquinas arcades interesantes en esa época, una de ellas tenía un gabinete un poco diferente con un círculo rojo en forma de almohadilla y dos guantes a los laterales, esta máquina sería nombrada con el nombre de Sonic Blast Man.

Se daría a conocer en el año 1991, una máquina que colocaba a prueba tu fuerza a través de un puñetazo. La jugabilidad era sencilla, debíamos colocarnos uno de los guantes, en la pantalla ocurrirían ciertos acontecimientos, solo debíamos esperar que el juego nos indicara para darle un fuerte golpe a la almohadilla roja, dependiendo de nuestra fuerza acabaríamos o no con el enemigo.

El juego nos daba tres oportunidades de impacto contra la almohadilla, si por alguna razón alguno de nuestros golpes no fue suficientemente potente podíamos repetirlos dos veces más, pero si no lográbamos bajarle la vida al contrincante representaba un Game Over instantáneo.

La máquina de Sonic Blast Man tuvo sus inconvenientes entre los años 91 y 94 debido a una demanda de la comisión para la seguridad de los productos de los consumidores de Estados Unidos, esta fue causada debido a que más de 70 personas presentaron lesiones en el puño y la muñeca. Esto trajo como consecuencia que Taito tuviera que pagar una suma de 50.000 dólares de indemnización.


Para 1995 todas las máquinas arcades de Sonic Blast Man fueron retiradas de todos los salones recreativos, así evitarían pérdidas significativas para la empresa. Sin embargo, este videojuego tendría una variante en 1992 que fue lanzada para la consola de Super Nintendo con el mismo título, pero no tendría nada que ver con el juego lanzado para Arcade.

Se trataba de un Beat ‘em up donde debíamos eliminar a todos los enemigos en pantalla. No existía ningún guante o algo similar a lo que se vio en la primera entrega, solo debíamos apretar los botones del mando y ver como el personaje atacaba a sus contrincantes.

Es interesante cómo las compañías en antaño creaban ciertas máquinas de entretenimiento para llamar la atención de los gamers, Sonic Blast Man fue una de ellas, un videojuego que, a pesar de su pequeño inconveniente, tuvo su protagonismo en los años 90, dejando una huella imborrable en aquellos jugadores que pudieron experimentar con este videojuego.

¿Conocías al Arcade de Sonic Blast Man? Dime tu opinión en la sección de comentarios.